En su debut con la nueva composición del Congreso, los diez bloques de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados se abroquelaron en el rechazo al Presupuesto 2022 y empujaron tres votaciones en el recinto en las que junto a otros espacios se impusieron al oficialismo, aunque lograr una posición unificada les significó fuertes debates internos mientras que el rechazo al proyecto que fija ingresos y recursos de la administración pública les valió ser cuestionados por "irresponsabilidad" institucional.

El final de la extensa sesión que comenzó ayer y finalizó hoy mostró a la coalición PRO-UCR-Coalición Cívica como vencedora en tres votaciones en el recinto sobre el pedido de tratamiento en la Cámara del proyecto sobre Bienes Personales; el rechazo a la vuelta a comisión del presupuesto 2022; y finalmente la negativa a avalar ese texto elaborado por el Ejecutivo.

Esta última decisión derivó en fuertes acusaciones contra la oposición en general y en particular contra JxC, a quienes funcionarios del Ejecutivo y gobernadores del peronismo les reprocharon por la falta de "responsabilidad institucional".

En cualquier caso, para JxC no fue fácil aunar criterios a lo largo de la jornada, sobre todo por la nueva composición del interbloque que ahora integran 116 diputados y está atomizado en diez bloques diferentes, cinco más que los que la conformaban hasta el pasado 9 de diciembre.

La posición de dar quórum para la sesión de presupuesto tuvo algunas voces en contra, como la del monobloquista Ricardo López Murphy; y la decisión final de votar en contra de la iniciativa tuvo la resistencia original de la Coalición Cívica, que hasta avanzado el debate en comisión planteaba la conveniencia de abstenerse.

Con este panorama, JxC enfrentará el próximo martes su primera prueba de fuego en el rol de reunir el quórum: deberá ratificar el apoyo de aliados para tratar en el recinto un proyecto sobre Bienes Personales.

Click to enlarge
A fallback.

A ese escenario llega con una cuestión irresuelta, que en los últimos días preocupó a muchos de sus integrantes: la falta de un jefe del interbloque que cumpla la función de sintetizar todas las voces, función que el radical Mario Negri cumplió en los hechos durante esta etapa, más allá del veto de la línea interna de UCR Evolución que pesa sobre él.

Fuentes parlamentarias señalaron a Télam que, de cara al 2022, la idea de la principal bancada opositora será "continuar marcando sus diferencias con el Frente de Todos pero apelando a la responsabilidad de Gobierno, por haber estado oportunamente a cargo del Ejecutivo y por la expectativa de volver a ese lugar en 2023".

En ese sentido, desde la coalición opositora entienden que "el hecho de haber dado quórum para el tratamiento del presupuesto y el haber pedido insistentemente la postergación del debate" deben ser leídos como señales de que en el interbloque no prevalece la línea antidialoguista.

En ese sentido, la titular del partido PRO, Patricia Bullrich, ubicó la responsabilidad del fracaso de la sanción del proyecto de presupuesto 2022 en el propio oficialismo: "El kirchnerismo no sabe trabajar con un Congreso sin mayorías absolutas. Hoy aprendieron que deben enviar un presupuesto serio y responsable, no como este que lo aumentaron en un 50% en un solo día. ¡El voto es un mensaje y nuestros diputados supieron escucharlo!"

Por su parte, Negri, tuiteó: "Propusimos un cuarto intermedio ayer hasta la semana que viene, para rehacer un presupuesto de ficción. No aceptaron y presionaron 24 horas para quebrar la oposición. JxC se mantuvo unido. Íbamos a acompañar el pase a comisión pero el jefe del FdT (por Máximo Kirchner) eligió agraviar. Destruyen todo".

Desde otro sector interno, el diputado nacional por Evolución radical, Emiliano Yacobitti, redactó sus impresiones sobre el presupuesto nacional en un hilo en Twitter: "El Gobierno redobló su apuesta e intentó imponerse sin escuchar a ningún otro bloque".

En línea con esto, expresó que el oficialismo tiene la demanda de "buscar el consenso sobre bases serias y responsables. Es un insulto a la ciudadanía y a sus representantes en el Congreso".

Por su parte, el diputado radical Miguel Bazze (UCR-Buenos Aires) evaluó que su bloque "hizo todo lo posible para que Argentina tuviera un buen presupuesto", al tiempo que lamentó "la falta de seriedad del Gobierno". (Télam)