La Corriente Nacional Docente Conti Santoro de Jujuy expresó hoy su repudio por la muerte por coronavirus de dos docentes en los últimos días, lo que elevó a 22 la cantidad de educadores fallecidos, e insistió en la suspensión de clases presenciales.

El colectivo lamentó el fallecimiento durante el último fin de semana de Lorena Escobar, quien se desempeñaba en la Escuela de Comercio "José Ingenieros" de San Pedro de Jujuy, y de Dina Limachi, que enseñaba en diversos establecimientos educativos de la capital provincial.

"Mientras las clases siguen siendo presenciales y sumando a las elecciones adelantadas, los docentes jujeños seguimos lamentando muertes evitables", indicó en un comunicado la agrupación, que consideró que hubo "un nuevo fin de semana trágico".

Añadió que la segunda ola de coronavirus "sigue profundizándose y se agudiza con las elecciones legislativas adelantadas en Jujuy –prevista para el próximo 27 de junio-, porque todo el arco político está en plena campaña electoral".

Tras analizar el aumento de casos de coronavirus en general y el riesgo que implican los actos de campaña política y la circulación de personas para el día de los comicios, la Corriente pidió "la suspensión de las clases presenciales" y "las elecciones inútiles, en medio de un crimen social que cae sobre las espaldas de los trabajadores".

"En la provincia somos récord, tenemos una cantidad muy grande de docentes fallecidos, por la cantidad de habitantes que somos", señaló a la prensa local, Raúl Mamaní, integrante del colectivo y docente de secundario en San Pedro de Jujuy.

Para el profesor, "claramente los que mueren son los trabajadores" y entre ellos "los docentes porque nos mandan a las escuelas para que la gente se enferme", señaló para luego repudiar que "no se destinaron fondos en la provincia para sostener la virtualidad".

"Hoy tenemos más de 20 compañeros y compañeras docentes fallecidos que eran vidas que no teníamos que estar lamentando", consideró, al contextualizar que los educadores jujeños padecen "la violación de derechos en los últimos seis años", denunció.

El sector también reclama un "bono extra mensual y retroactivo para los gastos en insumos tecnológicos en las clases virtuales", entre otras demandas. (Télam)