La defensa del juez federal Walter Bento desistió del recurso de apelación que había interpuesto contra el procesamiento dictado en su contra por la Justicia como presunto líder de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas a cambio de beneficios judiciales, y anunció la decisión de recurrir a instancias internacionales al considerar que la Cámara Federal de la provincia "es es un tribunal imparcial".

De esta forma, el fallo dictado por el magistrado federal de San Rafael, Eduardo Puigdéngolas, Puigdéngolas quedó firme, y el abogado Gustavo Gazali, quien representa al juez federal imputado, confirmó a Télam que ayer presentó un escrito de 200 carillas ante la Cámara Federal de Mendoza, en la cual desestima la apelación que había presentado.

El juez Bento, con competencia electoral en el distrito, fue procesado a fines de julio pasado como presunto líder de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas y además se le trabó un embargo de más de 327 millones de pesos sobre sus bienes y los de su esposa, Marta Boiza.

"Vamos a seguir produciendo la prueba. Todas las producidas desde el procesamiento han sido favorables a Bento. Estamos a la espera de una pericial contable que es determinante", aseguró Gazali.

El defensor aseguró que van a recurrir ante la Organización de Estados Americano (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU)

Según el escrito difundido hoy, "Walter Ricardo Bento y Marta Boiza (su esposa) desistimos del recurso de apelación que interpusimos contra el procesamiento dictado por el Juez de San Rafael el 26 de julio de 2021, ya que estamos absolutamente convencidos que la Cámara Federal de Mendoza no es un tribunal imparcial".

En ese sentido, apuntaron que "la resolución que confirma" sus procesamientos "ya está escrita" y aseguraron que a la Cámara Federal de la provincia "no le interesa la verdad".

"Como sucedió en ocho incidentes que tramitaron ante la Cámara anteriormente, no se examinan nunca nuestros fundamentos y se recurre a la arbitrariedad", argumentaron.

"Fuimos condenados -agregaron- con mentiras sin juicio a través de una operación de prensa planificada. Se ha afectado seriamente la vida de nuestros hijos. Se ha presionado al juez y al Consejo de la Magistratura. Se ha privado de su libertad a muchas personas para que declaren falsamente a cambio de su libertad".

Hasta el momento, la causa en la que se encuentra procesado el juez Bento tiene 24 imputados, de los cuales diez fueron detenidos, tres de ellos con prisión domiciliaria.

Para los investigadores, Bento formaba parte de una banda que operaba con un grupo compuesto por abogados e intermediarios, entre ellos el ex despachante de Aduana Diego Aliaga, secuestrado y asesinado hace un año, hecho del cual surgió la investigación inicial. (Télam)