El jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, José Mayans, adelantó hoy que la bancada oficialista cuenta con los votos necesarios para aprobar los cambios que hizo la Cámara de Diputados al proyecto sobre el impuesto a los Bienes Personales y subrayó que se mantiene "prácticamente todo" de la iniciativa original.

"Creo que tenemos los votos porque, por empezar, tuvimos dictamen de mayoría en la Comisión de Presupuesto", señaló Mayans en un breve diálogo con Noticias Argentinas, de cara a la sesión que realizará el Senado este miércoles, la primera tras el recambio que dejó al Frente de Todos sin mayoría propia y la última del año.

El jefe del bloque oficialismo aseguró que van a "aceptar" el proyecto modificado que volvió desde la Cámara de Diputados y explicó: "Diputados aceptó prácticamente todo lo que nosotros propusimos desde el Senado, mantuvo el piso de 6 millones de pesos y la alícuota del 1,2%, la única novedad es ese esquema de compensación con las alícuotas para los patrimonios más altos".

De esta manera se refirió al nuevo mínimo no imponible y a las alícuotas diferenciales que introdujo el oficialismo de la Cámara baja en el proyecto originado en el Senado, al establecer los patrimonios declarados por encima de los 100 millones de pesos y hasta los 300 millones paguen el 1,5% en lugar del 1,2% que se mantiene para los que estén entre los 18 y los 100 millones.

jose-mayans

Click to enlarge
A fallback.

Consultado sobre las críticas de la oposición a la delegación de facultades en el Poder Ejecutivo para modificar alícuotas que establece el proyecto, Mayans señaló: "Acá el tema central es que no tenemos Presupuesto y no sabemos qué va a pasar con la emergencia".

"Con un presupuesto, aunque sea una estimación, hay una hoja de ruta, pero sin eso hay que ajustar partidas por decreto", subrayó el senador nacional por Formosa al justificar esas facultades delegadas, cuestionadas por Juntos por el Cambio en la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la semana pasada.

Por otro lado, Mayans expresó su preocupación por el aumento de casos de Covid-19 e indicó que para la sesión habrá "un control con el hisopado" a los legisladores a fin de prevenir posibles contagios pero relativizó que se vaya a exigir la vacunación con dos dosis.

El Memorándum ISP-59/21, firmado por el secretario Parlamentario, Marcelo Fuentes, estableció que, con motivo de la crisis sanitaria, se realizará el test de antígenos en el Salón Arturo Illia antes de la sesión y subrayó que "resulta necesario contar con el esquema completo de vacunación contra COVID-19".

"Eso es algo de forma, no se puede hacer. Los dueños del cuerpo somos los senadores", señaló Mayans al ser consultado sobre si la vacunación será un requisito para ingresar al recinto