La justicia federal intenta desentramar por qué Agustina Díaz (21), detenida en el marco de la causa en la que se investiga el atentado fallido contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, utilizaba una línea de teléfono celular que estaba a nombre de Brenda Uliarte (23), la joven que le confesó que había mandado a matar a la dos veces Presidenta.

El tema de la línea de teléfono ya había surgido en la indagatoria a Díaz y se reditó hoy en el marco de la declaración testimonial de su madre, Ariana Penida, que dijo que no sabía que su hija usara un chip a nombre de la ahora procesada Uliarte y aseguró que ella se lo pagaba, según pudo reconstruir Télam de fuentes con acceso a la investigación.

En calidad de testigo, Penida aseguró que Uliarte no formaba parte del grupo de amigas que se había hecho Díaz en el último tiempo pero que sabía que seguían manteniendo un vínculo, a la vez que deslizó que aquella le generaba cierta desconfianza.

"¿Cuál es la verdadera naturaleza del vínculo entre Díaz y Uliarte?", es una de las preguntas que buscan responder los investigadores. Es que el tema del teléfono y los diálogos sobre el plan homicida no cuadran con las repuestas de Díaz, que dijo en su indagatoria que le tenía miedo a Uliarte a quien definió como una "fabuladora".

Díaz quedó detenida bajo la sospecha de haber prestado algún tipo de colaboración con el ataque a la Vicepresidenta, perpetrado el 1° de septiembre, por el cual ya están procesados Uliarte y su pareja, Fernando Sabag Montiel, como coautores de la tentativa de homicidio.

El tema del "chip" a nombre de Uliarte le había sido preguntado a Díaz en el marco de su declaración indagatoria ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, según pudo constatar Télam, que accedió al acta de ese acto procesal.

"El aparato (telefónico), tengo el mismo hace 4 años. La línea estaba a nombre de Brenda porque yo era menor. Me la pagaba mi papá y mi mamá. Esa línea la usé hasta hace una semana cuando la arrestaron a Brenda. Me empezó a llamar gente que no conocía y por eso cambié el número de teléfono. El chip nuevo lo puse en el mismo aparato", respondió Díaz.

Del análisis de las comunicaciones del teléfono de Uliarte, surgió que al menos desde el 4 de julio pasado dialogaba con Díaz sobre la idea de asesinar a la Vicepresidenta, intento que luego ejecutaría sin éxito Sabag Montiel cuando le apuntó a la cabeza a Fernández de Kirchner, y gatilló, con una pistola que tenía 5 balas en el cargador.

El 27 de agosto, de hecho, Uliarte le confesó a Díaz, a quien tenía agendada en su celular como "Amor de mi vida", que había mandado a matar ese mismo día a la dos veces exmandataria pero que el intento había fallado.

"¿Te das cuenta del quilombo en el que te vas a meter, no?", le preguntó entonces Díaz y luego le envió otro mensaje: "Te van a buscar por todos lados si se enteran de que sos cómplice de la muerte de la vicepresidenta".

- Uliarte: "Por eso mandé alguien".

- Amor de mi vida: "Aunque sí, pero quién no va a querer meterle un tiro a esa vieja chorra".

- Uliarte: "Si llega a pasar me voy a otro país y hasta cambio de identidad. La tengo re pensada".

- Amor de mi vida: "¿Sabés cuánta guita necesitas para eso? No es mando a matar y me mudo de país. Te van a buscar de todas formas y la guita que necesitas para todos los trámites…".

- Uliarte: "Tengo algo de money, conocidos. Me voy pero antes quiero hacer algo por el país. Si son todos giles".

- Amor de mi vida: "Y por eso nunca hacen nada. Nadie se banca lo que viene después".

- Uliarte: "¿Sabés el miedo que van a tener los presidentes? Me gustaría que alguien de un mensaje que diga al próximo que haga las cosas mal también le meto un corchazo. Yo me la banco Es el precio de liberar a mi país. Soy una mina que perdió a su madre y a su hijo. Ya no le tengo miedo a nada".

- Amor de mi vida: "Matá a quien vos quieras. Y ocultá huellas".

El mensaje de Díaz en el que le recomendaba a Uliarte ocultar las "huellas" fue uno de los que exhibió la querella de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para oponerse a su excarcelación en la audiencia de ayer ante la Cámara Federal porteña que, horas más tarde, confirmaría que seguirá detenida. (Télam)