Intendentes bonaerenses del peronismo celebraron que ayer el Partido Justicialista haya podido alcanzar una lista de unidad para la renovación de sus autoridades y destacaron los desafíos que esa fuerza tiene de cara al futuro.

Ayer, el peronismo bonaerense oficializó una nómina que lleva al jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, como presidente partidario, acompañado por intendentes, ministros de los gabinetes nacional y provincial, sindicalistas nucleados en las distintas centrales obreras y dirigentes de la agrupación La Cámpora.

En ese sentido, el intendente del Partido de La Costa, Cristian Cardozo, dijo a Télam que "es una lista de consenso, que integran todos los sectores" del partido y subrayó que "Máximo tiene el reconocimiento y el respeto de todos los intendentes de la provincia, lo que es muy importante".

Estimó que la nómina "va a fortalecer al peronismo y va a servir para consolidar el Frente de Todos", así como "para profundizar los desafíos" para llegar con políticas nacionales y provinciales "a todos los barrios".

"El peronismo es un brazo muy importante en esta situación (de pandemia) que se extiende y, por eso, trabajamos para que todas las políticas y herramientas lleguen a lo argentinos", opinó.

En esa línea, el intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, dijo a esta agencia que se trata de una lista "homogénea, en la que está la representatividad de todas las vertientes del justicialismo en cada sección, lo que expresa la aprobación de la gran mayoría del peronismo hacia la conducción de Máximo Kirchner en el PJ de la provincia de Buenos Aires".

"Me parece que es la gran posibilidad que tenemos los peronistas de volver a reflotar de alguna manera al PJ y de volver a darle volumen, acercándolo aún más a la gente", opinó.

El jefe comunal analizó que "para Máximo es un gran desafío, donde va a tener que trabajar fuertemente con todos los presidentes de los PJ de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires, lo que le dará mayor visibilidad a su rol de conductor y a su sapiencia para manejar la situación política en cada lugar".

Para Dichiara, se debe "llevar adelante un proceso nuevo de reempadronamiento" dado que hay "necesidad de nuevas afiliaciones", lo que "motorizaría mucho" a esa fuerza política.

"Con gran expectativa estamos viviendo el comienzo de esta nueva etapa del PJ totalmente renovado y con la figura indiscutida de Máximo como líder y conductor", finalizó.

En tanto, el jefe comunal de Coronal Suárez, Ricardo Móccero, analizó que "la lista es representativa" y remarcó que en la sexta sección electoral "se hicieron reuniones con los intendentes y legisladores" por lo que "se alcanzó por consenso".

Manifestó que "el perfil que Máximo le puede dar al partido es el de la unidad" ya que "la idea es poder estar todos dentro del frente y trabajar con el ideal del Gobierno nacional y popular que se viene dando".

Paralelamente, el jefe comunal de Villa Gesell, Gustavo Barrea, expuso a Télam que "la presidencia de Máximo le va a dar otro dinamismo al partido, va a acercar más a los municipios y al armado del interior", y agregó que "fue una muy buena decisión" que el diputado presida la nómina.+

"Veo una lista con gente muy comprometida, jóvenes con ganas de trabajar y de generar los espacios y las políticas necesarias para que el PJ tenga el protagonismo que debe tener en la provincia de Buenos Aires y hacer el mejor rol posible para concretar nuestros proyectos de gobierno", completó.

En igual sintonía, el intendente de Baradero, Esteban Sanzio, aseguró que se siente "orgulloso de ser parte de una mirada nueva en el PJ bonaerense" y afirmó que "el adversario político está en la vereda de enfrente".

En declaraciones a radio Provincia destacó que "hay una renovación importante para la dinámica y funcionamiento que el Partido necesita".

(Télam)