Intendentes de municipios del centro y del sudeste bonaerense enviaron una nota al gobernador Axel Kicillof en la que solicitaron retomar actividades económicas, sociales y deportivas porque consideran que se trata de una región "sin circulación interna" de coronavirus.

Los jefes comunales que hicieron el pedido son Ezequiel Galli (Olavarría), Emilio Cordonier (Ayacucho), Hernan Bertellys (Azul), Esteban Reino (Balcarce), Juan José Fioramonti (Lobería), Maximiliano Suescum (Rauch), Miguel Gargaglione (San Cayetano) y Miguel Lunghi (Tandil).

Mediante la nota, a la que tuvo acceso Télam, requirieron que se permitan diversas actividades económicas, sociales y deportivas "con el compromiso y la responsabilidad expresa de retroceder o adoptar medidas restrictivas si la situación sanitaria así lo indicara".

Entre otros requerimientos, se pidió autorización para visitar cementerios, para concurrir a velorios, para realizar ciclismo, running, tenis, natación, bochas y pesca, así como abrir bares y restaurantes.

En la misiva, los intendentes expresaron que valoran la preocupación y la cautela con que el gobernador y las autoridades provinciales se rigen "para adoptar las medidas de flexibilización de rubros y actividades, en el contexto del aislamiento social obligatorio que rige a causa de la pandemia declarada por el coronavirus".

No obstante, destacaron estar convencidos "de que existe una clara diferencia entre la zona metropolitana y la realidad sanitaria de los distritos que representamos, que creemos debe ser tenida en cuenta y valorada correctamente".

Asimismo, resaltaron que los vecinos de esos distritos se encuentran "asfixiados por la situación económica y a la vez alentados por los partes sanitarios que certifican la no circulación comunitaria del virus en nuestras localidades, retomen sus actividades a pesar de encontrarse prohibidas para su funcionamiento".

Así, los jefes comunales consideraron que "se podrían establecer estándares sanitarios regionales, con protocolos de prevención y seguridad únicos convalidados por los intendentes, autoridades sanitarias de cada comunidad y con la intervención del Ministerio de Salud de la provincia, lo que permitiría avanzar hacia la nueva normalidad con el desarrollo de actividades hasta hoy no autorizadas y alentar el intercambio seguro entre nuestras comunidades". (Télam)