El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, afirmó que "son necesarias" las medidas de restricción dispuestas por el Gobierno nacional ante el incremento exponencial de casos de coranavirus en el marco de la segunda ola de la pandemia en el país y sostuvo que "ya no hay margen para errores porque la situación es crítica".

"Las medidas son necesarias y había que tomar determinaciones rápidamente, y se han tomado, ahora estamos esperando que los gobernadores acompañen”, dijo el jefe comunal en declaraciones formuladas hoy a radio Provincia.

Barrera respaldó las medidas frente a la pandemia y afirmó que “ya no hay margen para errores" ni para ponerse a "discutir con el jefe de Gobierno de la Ciudad si las clases presenciales si o no".

"Lo que ha hecho (Horacio) Rodríguez Larreta con esta doctrina del 'siga, siga', ha traído contagios y muertos", completó.

Asumió que "la situación es crítica" y que "había que tomar algún tipo de decisión" y sostuvo que el actual panorama "no existen opciones más que cuidar la vida y la salud".

En ese sentido, alertó sobre el sistema sanitario que realmente "está al borde del colapso" y no permite "seguir discutiendo si cerramos o no alguna actividad".

Sobre la presencialidad en las aulas, dejó claro que "seguir insistiendo" está "totalmente por fuera de la realidad" ante un panorama "crítico" como el que vive el país.

En relación a los municipios de la Costa, manifestó necesario "actuar en la misma síntonia" y cuestionó al intendente de Pinamar, Martín Yeza, quien dijo que tiene baja ocupación de camas cuando, afirmó, "tuvo ayer 76 casos" y no está aplicando "controles".

En esa línea, también se refirió al jefe comunal de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro y dijo que "en Mar del Plata juega con la salud de toda la región apropiándose del Hospital Interzonal que es de todos".

Apuntó que "lo que divide a unos y otros son no los espacios políticos, sino los valores que se defienden" y criticó a los referentes de la oposición que "se van a vacunar a Miami", en referencia al expresidente Mauricio Macri que ya lo hizo y a la exgobernadora María Eugenia Vidal, quién ayer dijo que evaluaba hacerlo aprovechando un viaje que tenía programado para junio.

"Esas son básicamente las diferencias que tenemos con nuestro espacio, que es profundamente humanitario y prioriza en las crisis la vida y la salud", concluyó. (Télam)