El intendente de Ensenada, Mario Secco, se mostró hoy a favor de los cambios introducidos ayer por la Legislatura bonaerense a la ley que limita la reelección de los intendentes bonaerenses al afirmar que la norma aprobada durante la gestión de María Eugenia Vidal era un “mamarracho” y “había que corregirla”.

La Legislatura bonaerense aprobó anoche por mayoría una modificación a esa ley que establece que los jefes comunales solo podrán estar en el cargo un máximo de dos períodos consecutivos, aun si cumplen el segundo de estos períodos de manera parcial.

Asimismo, la norma precisa ahora que el primero de estos períodos se computará desde el año 2019 para el caso de los intendentes, y no de manera retroactiva a la sanción original de la ley, que había sido en 2016, un año después de la definición de cargos ejecutivos en la provincia.

La norma votada ayer -que modifica la Ley 14.836- apunta a evitar a futuro los casos de los jefes comunales que se pidieron licencia dos años ante de terminar su segundo mandato para poder presentarse a un tercer período.

“Esta ley -dijo Secco en radio Continental en alusión a la norma aprobada en 2016- era un mamarracho y había que corregirla porque agarraba a los intendentes por la mitad de su mandato”.

Secco se refirió así al hecho de que -por no estar precisado en el texto de la ley- podía interpretarse que la norma legislaba de manera retroactiva en relación a los intendentes que habían iniciado sus mandatos en 2015, algo que impediría que algunos jefes comunales pudieran volver a presentarse a competir en las urnas en 2023.

Click to enlarge
A fallback.

“Cuando se votó esta ley fue un gran mamarracho, ya que no se puede sancionar una ley para atrás. Es una cuestión de la Constitución, que dice que no se puede legislar para atrás”, explicó Mario Secco en la entrevista que concedió esta mañana.

En este sentido, consideró que “ése fue el primer error que tenía la ley" y que, luego "también se podía esquivar (la norma) yéndose dos años antes (de la finalización del mandato)”.

El intendente de Ensenada opinó que, por estas razones, “dos tercios de la Cámara (de Diputados bonaerense) votó la modificación, porque la ley anterior tenía un montón de vicios, que eran barbaridades escritas en contra de la constitución”.

Secco también interpretó que, “más allá de la norma, el soberano es el pueblo y no una ley limitadora”.

En este sentido, afirmó que “el intendente que estaba en Berisso perdió como un perro y podía ser reelecto, al igual que Macri o Vidal”.

“La democracia es las urnas –concluyó- y no una ley que en su momento votaron para intentar juntar algún voto más”.

(Télam)