El exjuez Mario Filozof, integrante del Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, pidió que se aparten a los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos de la causa que investiga el espionaje ilegal montado durante el gobierno de Mauricio Macri debido a la "falta de garantías básicas" que implica que ambos hayan tenido una relación personal con el exmandatario.

Por ese motivo, pidió que "se anulen" las dos resoluciones vinculadas a las competencias en la causa de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, en la que intervienen los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos.

"Ante la falta de garantías básicas, podrían anularse las dos resoluciones (sobre la competencia de la causa), y volvería a foja cero la contienda de competencias", dijo a Radio 10 el exmagistrado respecto a ambos camaristas, que tienen registradas visitas a la residencia de Olivos en reiteradas oportunidades cuando Macri era Presidente.

Por ese motivo, pidió incluso que ambos se aparten de la causa de espionaje ilegal "ante la falta de imparcialidad de un juicio justo".

En este sentido, remarcó "el valor moral de la sentencia de los jueces" y adviritó que sin esa certidumbre "se terminan las instituciones".

Filozof advirtió además sobre otra irregularidad que es que "el letrado de unos principales sospechados y procesados, que es (Juan Sebastián) De Stéfano, director de Asuntos Jurídicos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) tenía como letrado a una persona con un parentesco muy cercano a Borinsky".

Incluso, se mostró asombrado porque "Borinsky no se apartó ni informó de esto" y sostuvo que, "por honor a la trayectoria de ambos magistrados, que es larga y extensa, les pedimos que se excusen y sino los recusamos".

El letrado recordó que Borinsky justificó sus visitas a Macri en Olivos con "la amistad" que lo une con el expresidente y pidió que "se les tome declaración a todos los integrantes de la Casación". (Télam)