El ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, confirmó que en noviembre de 2019 "ingresaron desde la Argentina armas de manera ilegal, sin registros" a Bolivia, lo que constituye "tráfico ilícito de municiones" y "está penado con 30 años de prisión".

Del Castillo hizo estas declaraciones en el marco de una conferencia de prensa en la que se informó que "se encontraron 26.900 balas antitumulto 12/70 en un depósito de la Policía de Bolivia" que son parte de las 70.000 balas de gomas que la Gendarmería argentina pidió sacar del país el 12 de noviembre de 2019 con el argumento de defender la embajada argentina en el Estado Plurinacional.

Bolivia

"El tráfico de armas está penado en Bolivia con 30 años de prisión. Quiero hacer hincapié en el tema de la Argentina. En bodegas de la policía boliviana se encontró material. Una parte fue enviado legalmente y otra parte se hizo de manera ilegal y lo estamos investigando", dijo Del Castillo, quien mostró parte del armamento hallado en bodegas.

Algunas de estas balas estaban escondidas en bolsas rotuladas como "guantes" y otras estaban en cajas con el sello de la Gendarmería argentina dentro del depósito de la Policía en el que se hallaron, precisó Del Castillo. (Télam)