Un exgeneral de Brigada fue indagado hoy en la causa judicial que investiga a exmilitares acusados de infligir torturas a soldados de su propia tropa durante la guerra de Malvinas, informaron fuentes judiciales.

Omar Edgardo Parada se prestó al acto judicial realizado por videoconferencia entre la ciudad de Buenos Aires y la de Río Grande, en Tierra del Fuego, donde tramita la causa en el Juzgado Federal a cargo de la jueza Mariel Borruto.

El exmilitar y uno de los imputados de mayor rango fue indagado desde su propio domicilio, luego de que Borruto lo autorizara debido a su estado de salud y avanzada edad (tiene 94 años).

De hecho, Parada debía declarar el pasado 13 de abril pero se descompensó cuando era trasladado al Departamento Central de la Policía Federal Argentina y debió ser internado en el Hospital Militar Central.

La indagatoria se concretó esta mañana cuando desde la fiscalía a cargo del fiscal Marcelo Rapoport pudieron leerle los 26 hechos que se le imputan en la causa.

“El acusado escuchó el relato de las imputaciones y con posterioridad hizo saber de su derecho a negarse a declarar, con lo que el acto se dio por finalizado”, explicaron los voceros judiciales consultados.

El general retirado del Ejército es uno de los exoficiales y suboficiales involucrados en la causa abierta desde 2007 y que, según confirmó semanas atrás la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia (Chubut), incluye delitos de “lesa humanidad” y por lo tanto no sujetos a prescripción.

Tanto Parada como otro centenar de exmilitares están acusados de infligir tormentos a los soldados, entre ellos estaqueamientos y enterramientos que fueron descriptos por decenas de denunciantes.

La jueza Borruto ya procesó a cuatro exmilitares en febrero de 2020 (tres de esos procesamientos fueron confirmados por la Cámara de Apelaciones) y en mayo de ese mismo año llamó a otras seis nuevas indagatorias aunque, a raíz de las restricciones sanitarias por la pandemia, los actos se fueron posponiendo hasta casi un año después.

De hecho, salvo el caso del exgeneral, las demás indagatorias volvieron a ser pospuestas la semana pasada, cuando la jueza hizo lugar a un pedido del defensor público Guillermo Garone para asistir personalmente a sus defendidos en Buenos Aires.

El Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata (Cecim), que interviene como querellante en la causa, recordó en un comunicado que el exgeneral Parada comandaba la III Brigada de Infantería del Ejército integrada por unidades militares con asiento en el litoral, entre ellas el Regimiento de Infantería 5 de Paso de los Libres que en 1982 ocupó la posición de Puerto Yapeyú, en la Isla Gran Malvina.

Según el Cecim, el conocido como “Informe Rattembach” que evaluó el desempeño de las Fuerzas Armadas durante la guerra, le atribuyó a Parada “responsabilidades en lo Penal Militar” por no haber “visitado a la tropa de la Agrupación Litoral que tenía a su mando en posiciones como Pradera del Ganso y Puerto Yapeyú, entre otras”.

De acuerdo con el informe, “el General (Lucio Benjamín) Menéndez (gobernador militar de las Malvinas durante el conflicto bélico) le impartió la orden de trasladarse a los lugares donde se combatía, y no lo hizo atribuyendo cuestiones de seguridad y permaneció todo el conflicto en alguna casa de Puerto Argentino”.

El Cecim también le atribuye a Parada haber tenido “una activa participación en la represión ilegal durante la dictadura cívico militar” que gobernó el país entre 1976 y 1983. (Télam)