La dirigente rionegrina del Movimiento Evita Silvia Horne aseguró hoy que el Frente de Todos de esa provincia resolvió reconstituirse "para poder ser oposición" frente al oficialismo local de Arabela Carreras y el senador Alberto Weretilneck, y así "avanzar en la histórica formulación de las propuestas nacionales y populares que no tienen nada que ver con el manejo de Juntos Somos Río Negro".

En declaraciones a Télam, Horne se refirió al relanzamiento del FdT de Río Negro que tuvo lugar anoche en la ciudad de Cipoletti, donde se anunció que "algunos partidos van a ser constitutivos" del frente, que pasará a estar integrado por "un espectro muy amplio, básicamente del peronismo pero también de otros sectores que en el último período adhirieron al Frente para la Victoria y al propio FdT", detalló.

Horne, exdiputada nacional entre 2015 y 2019 y responsable de la región patagónica del Movimiento Evita, cuestionó además la decisión del Partido Justicialista rionegrino de acercarse a Juntos Somos Río Negro para conformar la nueva alianza Nos Une Río Negro, por la que responsabilizó al senador nacional Martín Doñate.

"En Río Negro hay un hegemonismo porque Weretilneck quedó sin oposición, ya que el consejo provincial del Partido Justicialista, con un quórum ajustado, se fue del Frente de Todos a una alianza con Weretilneck, al pasarse al frente Nos Une Río Negro", cuestionó.

En esa línea, Horne puntualizó sus críticas sobre Doñate, a quien acusó de "entregar al Partido Justicialista" y además le adjudicó "las últimas derrotas" a nivel legislativo, que dejaron al peronismo "sin ninguna representación" en la Cámara de Diputados.

Anoche, en Cipoletti, un sector del peronismo integrado por Horne, Magdalena Odarda y María Emilia Soria, anunció el "lanzamiento del Frente de Todos Río Negro" con la confluencia de espacios como el Partido del Trabajo y la Equidad (ParTE), el Partido del Trabajo y el Pueblo y la agrupación Acción Peronista, más la incorporación de otros sectores políticos, sociales y sindicales como el Partido Solidario, la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Comunista, la Unión Obrera Ladrillera, el Movimiento Mayo, el gremio judicial de Río Negro y el Movimiento Evita, entre otros.

"En Río Negro necesitamos tener una voz como oposición, y lo de ayer fue un evento con la dirigencia, con la presencia de cerca de doscientos representantes políticos y sociales, no fue la campaña, que empezará en unos días", adelantó hoy Horne, quien se proyecta como la precandidata a gobernadora de este espacio.

Para la exdiputada y referente del Movimiento Evita, el objetivo del FdT rionegrino es representar las propuestas del espacio nacional y popular en contraste con "el más crudo neoliberalismo, la financiarización de la provincia y el endeudamiento en dólares de Río Negro como principal política provincial", que atribuyó a las gestiones de Weretilneck primero y de su sucesora, Arabela Carreras, después. (Télam)