(Por María Alicia Alvado) La primera persona trans en aspirar a ocupar una banca del Senado de la Nación, Thiago Galván (29), aseguró que esta campaña electoral "está potenciando muchísimo los espacios de construcción política de los sectores de la diversidad" a partir del "inédito número" de personas travestis/trans y no binaries precandidates.

"Para mí es una emoción y responsabilidad muy grande ser el primer precandidato a senador trans, porque nuestra presencia en la agenda política se está materializando en un reconocimiento a ocupar espacios de representación para disputar espacios de poder y esto es el resultado de una lucha histórica y colectiva", dijo este varón trans que es primer suplente en la lista de senadores por la provincia de Córdoba del Frente de Todos que encabezan Carlos Caserio y Gabriela Estévez.

Es que "históricamente se nos han negado muchos derechos para el ejercicio de una ciudadanía plena" y en particular la reivindicación de la representación "es muy fuerte porque pone sobre la mesa que tenemos derecho a formar parte de los espacios de decisión y a estar en el Congreso votando leyes que nos afectan a todes como sociedad".

El joven, que estudia Letras en la Universidad Nacional de Córdoba e integra la agrupación estudiantil La Bisagra, explicó que en caso de resultar electo impulsará en particular la agenda LGBT+ del Frente de Todos.

"Nosotres venimos sosteniendo muchas consignas y proyectos super necesarios como una nueva ley de VIH que incorpore normas más nuevas como la ESI, una ley de protección de los derechos humanos de las personas intersex para que no se hagan más intervenciones quirúrgicas compulsivas y una ley de reparación histórica para personas travesti/trans mayores de 40 años por la violencia estructural e institucional de la que son sobrevivientes", dijo.

Según un relevamiento del portal Cosecha Roja, en todo el país son al menos 27 las personas travesti/trans que se postulan a algún cargo en estas PASO en ocho provincias (Buenos Aires, CABA, Salta, Jujuy, Santa Fe, Córdoba, Chubut y Neuquén), un número muy superior al de los últimos comicios de 2019.

La investigación señala que la provincia con más candidates es Santa Fe con nueve postulantes, seguida Jujuy con ocho postulades a distintos cargos.

"Es un número inédito pero ojalá fueran muchas más. Es re loco que pensemos 'son un montón' porque son muchas candidaturas, pero no son tantas como podrían", sostuvo Thiago.

Por otro lado, el joven consideró si bien este hecho "demuestra que venimos por un buen camino" es necesario que las personas LGBT+ ocupen lugares "expectantes" en las listas porque "por supuesto que los reconocimientos simbólicos están muy bien, pero queremos una representación real".

"Estamos dando pasos agigantados pero lo que sigue es consolidar lugares expectantes (en las listas) para ingresar efectivamente a las legislaturas y al Congreso y formar efectivamente parte de esas decisiones. Ya es hora de que haya una persona travesti/trans votando en el Congreso", dijo.

Por otro lado, para Galván esta irrupción de personas travesti/trans en las listas de precandidates de todo el país "fue fundamental la ley de cupo", que fue "clave para la visibilidad y tender puentes de cercanía" con el resto de la sociedad, dado que permite "tener representación en los espacios en que se mueve la ciudadanía".

"Venimos de un tiempo del 2015 al 2019, donde se nos ha vulnerado y invisibilizado muchísimo a la comunidad, potenciándose la no esperanza. Pero lo que pasó ahora con la ley de cupo travesti trans es que volvimos a pensar nuestras reivindicaciones como algo posible", dijo.

Galván reconoce que al principio tuvo "resquemores" relacionados con los "niveles de exposición" que exige una candidatura, porque "Córdoba es muy conservadora y está muy atravesada por la religión", pero "tuve una recepción increíble" por parte del electorado.

El joven contó que durante la recorrida por localidades pequeñas y grandes de la provincia "me topé con municipios que han llevado el cupo travesti/trans hasta el 10%", así como con "una demanda muy grande de diálogo, de compartir espacios, circular información" por parte de los grupos de la diversidad.

"Por supuesto que recibí amenazas e insultos de sectores libertarios y de derecha, pero fue muy minoritario", dijo.

En la Ciudad de Buenos Aires hay al menos una candidata a legisladoras trans: Paula Arraigada ocupa el puesto 12 entre los precandidates a legisladores en la lista del Frente de Todos que encabezan Alejandro Amor y Victoria Montenegro.

También del Frente de Todos, se postula como precandidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires Daniela Castro, quien ocupa el puesto 21 en la lista de Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan.

Por otro lado, la lista de Alternativa Ciudadana para diputados nacionales por la CABA que encabeza Martín Hourest incluye a dos precandidates no binaries: Nadia Tolosa (segundo lugar) y Santo Castiglione (séptimo lugar).

En la provincia de Córdoba, además de Thiago hay tres precandidates trans en estas elecciones del Frente de Izquierda, pero a nivel local y provincial: Valeria Olariaga y Delfina Cabrera se postulan para la Legislatura provincial y Katia Calderón para integrar el Consejo Deliberante de la ciudad capital. (Télam)