La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, abogó hoy por una convocatoria "muy amplia y plural" en la misa convocada para mañana por el municipio de Luján en la Basílica ubicada en esa ciudad bonaerense, y repudió lo que consideró "el hecho más grave que la democracia recuerde", en referencia al ataque contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Hay que abrazarse mucho y hay que tener una convocatoria muy amplia, muy plural, como se espera que esté colmada esta Basílica el sábado con referentes de un arco político, social, sindical, cultural, religioso que exprese esta vocación y compromiso ferviente con la defensa de nuestra democracia”, opinó la funcionaria bonaerense en declaraciones a Télam Radio.

Díaz destacó la realización de este encuentro en Luján, “un ámbito especialmente querido por nuestra vicepresidenta de la Nación” luego del intento de “magnifemicidio político” de quién es “la principal figura política de la Argentina”.

“Es importante este encuentro, como ha sido tan importante la masiva, gigantesca movilización que se generó el viernes pasado no solo en la Plaza de Mayo, también en todas las principales plazas del país”, valoró.

Sobre la caracterización del intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner, manifestó que “es un ataque a nuestra democracia” e insistió en entenderlo “en su total y cabal dimensión”.

En este marco, alertó sobre el peligro de “los discursos de odio” que llevan a un “debilitamiento de las relaciones de convivencia en todos los sentidos de la vida”, señaló que este hecho es el “más extremo” y consideró que la respuesta tiene que ser “muy contundente”.

“Una respuesta que cuide a Cristina pero que nos cuide como sociedad”, reforzó Díaz al tiempo que marcó la necesidad de reafirmar el compromiso “por una democracia en paz, con justicia, con derechos, con igualdad”.

La ministra consideró a la expresidenta como "la principal líder de este país", y dijo que expresa "a la inmensa mayoría de las mujeres que tanto hacen todos los días en cada en cada lugar de trabajo, en cada comunidad, en cada espacio, cuidando la vida, cuidando a nuestra sociedad en contextos difíciles”.

La Basílica de Luján será escenario este sábado a las 13 de la denominada "Misa por la paz y la fraternidad" que el Gobierno nacional espera sea el puntapié inicial de una convocatoria para "reencauzar la convivencia democrática" tras el intento de magnicidio contra la vicepresidenta el jueves pasado frente a su domicilio en el barrio porteño de Recoleta. (Télam)