El Gobierno de Córdoba anunció hoy que se reforzarán los controles sanitarios y seguirán las sanciones para aquellos que no cumplan con las medidas de prevención ante el coronavirus, pero aclaró que no sumará nuevas restricciones.

El Ministerio de Salud local insistió en la importancia de mantener la prevención y las conductas de cuidado y consignó que, en la provincia, se labraron 50.118 multas desde julio pasado a quienes incumplieron los protocolos sanitarios.

"El motivo principal es el no uso del barbijo o tapaboca", resaltaron.

Por el momento sólo se harán recomendaciones y "no hay cambios", admitió en declaraciones a los medios la secretaria de Prevención y Promoción de Salud, Gabriela Barbás.

Al respecto, la funcionaria provincial agregó: "Vamos a profundizar las medidas sanitarias de testeo, aislamiento y detección de casos. Los principales lugares de contagio son las reuniones sociales; si en esta Semana Santa nos vamos a juntar, que sea al aire libre, con pocas personas y distanciados". (Télam)