El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, sostuvo hoy que la eliminación de las restricciones para el ingreso de pasajeros internacionales al país, que comenzará a regir a partir de mañana, fue posible porque desde el Ejecutivo nacional fueron “estrictos en su momento” para prevenir los contagios de coronavirus.

En declaraciones a Télam mientras circulaba en tren entre las localidades de Iriarte y Rufino, en Santa Fe, Guerrera puntualizó que “haber tenido las restricciones que tuvimos, cuidando la salud de la gente, aún a costa de situaciones no del todo queridas, nos ha llevado a que hoy podamos tomar esta medida tan importante”.

"En comparación con otros países, que estuvieron entre que restringían y no, que no cerraron totalmente sus fronteras, nosotros hoy podemos volver a abrirlas para empezar a recuperar la industria aeronáutica y todo lo que se mueve alrededor de ella. Mientras que, por ejemplo, Chile sigue con algunas restricciones que hacen complicado viajar a ese país", valoró el funcionario.

Guerrera hizo estas declaraciones mientras atravesaba en tren la laguna La Picasa, gracias a la terminación de la obra del terraplén ferroviario, en el primer viaje de este tipo que realiza en cuatro años una formación de pasajeros.

Sobre la recuperación de la normalidad en la actividad aeronáutica, el ministro anunció que “seis de diez compañías aéreas extranjeras que volaban al país antes de la pandemia ya anunciaron que volverán a volar entre fin de año y los primeros meses del 2022, y las otras cuatro lo anunciarían en cualquier momento”.

En ese sentido, remarcó: "Fuimos prudentes, privilegiamos la salud por encima de todo, cuidamos a los argentinos y argentinas que viajan, y ahora podemos dar este paso trascendental, lo que no significa que sigamos cuidándonos y evaluando día a día la situación para no volver a sufrir lo sufrimos”.

Click to enlarge
A fallback.

“En materia de vuelos domésticos, ya lo dijo el presidente de Aerolíneas Argentinas, que para mediados del año próximo vamos a estar en niveles iguales o superiores a la prepandemia, mientras que ya para esta temporada de verano van a estar por encima del 80 por ciento”, estimó Guerrera.

Además, se refirió al estímulo de la actividad ferroviaria al subrayar que en la medida en que ingrese nuevo material rodante "se podrán recuperar los servicios", ya que para reabrir ramales y operatoria se requiere de unidades nuevas como también "trabajar sobre las vías para ponerlas en condiciones".

Eso ocurrió con las obras del terraplén ferroviario de la laguna La Picasa, que había quedado inutilizado tras las inundaciones del año 2017, reparaciones que demandaron 200 millones de pesos y que se iniciaron en diciembre de 2019, cuya reciente finalización permitió que vuelva a circular el tren que hace el trayecto entre las ciudades de Junín y Rufino.

“Para contar con más material rodante, es necesario el endeudamiento internacional, y sobre ese punto estamos trabajando para ir logrando, paulatinamente, lo que nos pide el presidente Alberto Fernández, que es la recuperación de los ferrocarriles, una deuda histórica que tiene el país y que estamos dispuestos a saldar”, remarcó el ministro.

Asimismo, recalcó que desde el Ejecutivo nacional son "conscientes de lo que el tren significa para la gente, lo vemos en cada estación que volvemos a habilitar, en cada población por la que el tren vuelve, lo vimos hoy en Iriarte con gran parte del pueblo volcado a la estación para despedir al tren", tras lo cual insistió en que el compromiso "es lograr esa recuperación".

“Que no es solo la recuperación del tren de pasajeros, sino también el tren de carga, porque el país necesita de una logística que le posibilite trasladar su producción y a eso también estamos abocados”, concluyó. (Télam)