El presidente de la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados, Leonardo Grosso, afirmó hoy que hay "unanimidad" en el Frente de Todos para votar el proyecto que promueve una gestión ecológica de los envases en todo el país para reducir su impacto sobre el medio ambiente y apuntó contra la oposición por "defender los intereses de la Cámara (de Comercio) estadounidense".

"En principio hay unanimidad en el Frente de Todos con este proyecto. Es un proyecto que envió Alberto Fernández y es un tema central para todo nuestro espacio político", afirmó Grosso esta mañana en declaraciones formuladas a la radio online Futurock.

A su vez, apuntó contra la oposición: "Yo entiendo que la Cámara de empresas estadounidenses defienda sus intereses, pero no voy a entender a los diputados argentinos que defienden más los intereses de la Cámara yankee que de los propios argentinos y del medio ambiente".

Los diputados del interbloque de Juntos por el Cambio debatían esta tarde los alcances de la Ley de Envases con la presencia de entidades y especialistas en el tema para analizar el eventual impacto de la tasa ambiental que se crea a partir de la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo.

Entre las entidades convocadas se encuentran la Unión Industrial Argentina (UIA); la Coordinadora de las Industrias de productos Alimenticios (Copal); el Círculo de Políticas Ambientales; la Cámara de Comercio de Estados Unidos (Amcham); la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); Estudio LIsicki, Litvin y Asociados, Estudio Ferreres y Asociados y la Asociación Argentina de Contribuyentes, entre otras.

Para Grosso, la ley de Envases "pretende promover practicas ambientales en la industria porque es el único sector que no se hace responsable de la trazabilidad del producto" al aplicar una tasa que "promueva que los que producen los envases los hagan con material reciclado o los haga retornables, para que no terminen en ríos, mares y basurales a cielo abierto".

Click to enlarge
A fallback.

En este sentido explicó que la tasa que propone el proyecto "es de hasta el 3 por ciento y se aplica gradualmente en la medida que esos envases sean muy contaminantes y no se puedan reciclar" a fin de "modificar las acciones contaminantes".

Por el contrario, la tasa sería del cero por ciento "si uno tiene un sistema de retornabilidad de los envases o utiliza diseños ecológicos", prosiguió Grosso.

Asimismo calificó como "mito" que la ley genere un aumento en la canasta de alimentos, y desmintió que sea "un impuesto a todos los envases".

"Es una tasa que implica que las empresas se hagan cargo de la responsabilidad que es la trazabilidad del producto", según insistió.

El diputado remarcó que la ley "pretende aportar a la resolución de uno de los principales problemas ambientales que tiene la Argentina, que es la basura" y subrayó que en Argentina "producimos 50 mil toneladas de basura diaria y el 20 por ciento de esa basura son envases post consumo, los que descartamos después de consumir algún alimento".

Grosso destacó que "todos los espacios" del Frente de Todos se "han hecho eco de la discusión para pensar la sustentabilidad del sistema de producción en la Argentina".

En la misma línea remarcó que "es algo que asumimos como parte de un compromiso que tiene que ver con empezar a incorporar la perspectiva ecológica en las políticas de gobierno" pero sentenció que si bien "la militancia ambiental puede hacer un aporte, el que tiene que tomar el toro por las astas es el Estado".

"La crisis ecológica es un problema y necesitamos tener respuestas concretas", concluyó. (Télam)