El secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Esteban "Gringo" Castro, destacó hoy la realización del "pescadazzo", montado el miércoles frente al Congreso Nacional, donde se vendieron 12 toneladas de pescado fresco a precios populares, y del que participaron más de 5.000 personas.

"Con su presencia y sus actividades, hoy los movimientos populares multiplican los peces en distintos puntos del país. El de ayer fue un hecho de amor al pueblo no solo político”, dijo Castro en declaraciones a Télam.

De esta forma, el dirigente de la UTEP, se refirió al llamado "pescadazo", que organizaron ayer en la Plaza de los Dos Congresos los pescadores artesanales nucleados en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular.

“Este 'pescadazo' me hace acordar a un hecho histórico, para los que creemos en Dios, que fue la multiplicación de los panes y los peces. Esta multiplicación la están generando estos trabajadores y trabajadoras porque tienen amor con el pueblo como lo planteó Jesús, que les dio de comer a sus apóstoles", destacó.

"Es decir, -añadió el titular de la UTEP- tengan fe que pueden organizar política, social y económicamente al pueblo y eso lo podemos hacer nosotros mismos porque somos trabajadores y trabajadoras de la economía popular y de esto tenemos que estar muy orgullosos”.

La UTEP organizó ayer un "pescadazo", con la instalación de una feria frente al Congreso Nacional, donde se colocaron tres camiones llenos de pescados de río y mar, que fueron vendidos en su totalidad en menos de seis horas, con filas de personas que alcanzaron toda la manzana de la Plaza frente al parlamento nacional.

La venta del "productor al consumidor" significó la entrega de 12 toneladas de pescado, a cien pesos el kilo. Entre ellos, las variedades de corvina, besugo, pescadilla, sábalo, patí, dorado y boga.

"Fue un real éxito y demostramos que estamos preocupados para que el pueblo, en especial los humildes puedan comer. Por eso este pescadazo es parte también de la lucha de los vecinos y de los trabajadores”, dijo Castro.

De esta forma, los pescadores de la UTEP buscan que avancen las negociaciones de una mesa de diálogo con el Gobierno nacional, al que le están pidiendo "políticas activas de apoyo" al sector, para poder comercializar su producción en el mercado interno.

También está elaborando un proyecto de ley para presentar a los jefes de los bloques de diputados en el Congreso Nacional.

La UTEP es una organización social y gremial que viene trabajando hace tres años en agrupar a los pescadores artesanales, entre otros sectores laborales y productivos del país. Hoy los organizados son unos 1.200 productores del sector ictícola, con realidades económicas diversas. (Télam)