La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró hoy que la agenda que viene es modificar los espacios "políticos, empresariales y sindicales que siguen siendo masculinos" y dijo que pese a la ley de paridad "aún falta para lograr una democracia igualitaria".

"Hemos dado pasos enormes pero aún nos falta mucho. Todavía vemos que en los lugares y espacios donde efectivamente se toman las decisiones siguen siendo masculinos", graficó.

En declaraciones a Télam al participar en La Plata de una jornada por los 70 años de la primera vez en la historia argentina en que las mujeres ejercieron su derecho a elegir y ser electas, Gómez Alcorta precisó que "hay que modificar esas fotos que tanta bronca nos da del poder empresarial, político o sindical donde las mujeres y las diversidades están ausentes".

"Todavía nos falta mucho, pero es parte del trabajo que hacemos en todas las áreas de género del país, porque mientras no modifiquemos esa estructura que es la que genera las desigualdades nos va a seguir costando ocupar esos espacios", detalló.

Consideró que "la primera vez que votamos y pudimos ser elegidas fue un paso enorme, ni el único ni el definitivo, pero nos abrió las puertas para que mucho tiempo después tengamos ley de cupo y de paridad".

Lamentó que provincias como Corrientes, Tierra del Fuego o Tucumán aún no cuenten con ley de paridad, "pero eso es parte de la agenda de lucha que tenemos por delante para ampliar y asegurar una democracia más igualitaria".

Click to enlarge
A fallback.

Detalló que a pesar de la ley de cupo, que implica que las listas deben estar conformadas 50% por varones y 50% por mujeres intercalados en los cargos electivos, "cuando uno ve como se conforman las cámaras y los ámbitos de representación seguimos siendo menos del 50%".

"Todavía nos falta mucho, pero es parte del trabajo que hacemos en todas las áreas de género del país, porque mientras no modifiquemos esa estructura que es la que genera las desigualdades nos va a seguir costando ocupar esos espacios"

"Cuando hacemos un voto por una democracia igualitaria lo que estamos haciendo es no sólo que que se cumpla ley sino que tengamos las mismas posibilidades de participación y representación", resaltó.

La jornada de La Plata fue parte de un encuentro federal denominado "Un voto por la paridad", en el que miles de mujeres de todo el país se concentraron para conmemorar los 70 años de la primera vez en la historia argentina en que ejercieron su derecho a elegir y ser electas.

La titular de la cartera de las Mujeres provincial, Estela Díaz, dijo a Télam que el voto femenino "fue importante porque cambió la ciudadanía en el país y le otorgó derechos políticos a la mitad de la población para dejar de ser una democracia renga".

"La participación de las mujeres ha sido central", resaltó, y destacó que también mañana "se cumple un nuevo aniversario de nuestro Ministerio bonaerense", que fue creado por el gobernador Axel Kicillof.

Díaz detalló que ahora "tenemos que seguir luchando para que cada día haya más derechos, más igualdad y más participación".

Para el Ministerio nacional, "el voto femenino es un logro que se materializó tras años de lucha de distintos sectores y que, luego de la sanción en 1947 de la Ley N° 13.010, impulsada por Eva Perón, se pudo concretar gracias al despliegue territorial sin precedentes que implicó, por ejemplo, la campaña de enrolamiento y empadronamiento que se llevó a cabo para inscribir a las mujeres a lo ancho y a lo largo del país".

"Fue así como el 11 de noviembre de 1951 las mujeres pudieron ejercer por primera vez su derecho al voto y a ser elegidas representantes", se recordó.

En ese sentido, desde esa cartera advirtieron que "sin embargo, la construcción de igualdad continúa enfrentando numerosos desafíos". (Télam)