La ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró hoy en Salta que la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) es "la herramienta más potente de prevención de las violencias de género que tiene hoy la Argentina".

Dijo que esa ley "tiene una potencia de masividad y la obligación de llegar a todos los niños, niñas y adolescentes, desde la etapa inicial, la primaria y la secundaria".

Gómez Alcorta formuló estas afirmaciones a la prensa de Salta, al recorrer el Polo Integral de las Mujeres, en la capital provincial, en el marco de una visita que realiza a Salta durante dos días para desarrollar una nutrida agenda de actividades.

"En esta ocasión venimos a firmar un convenio con el gobernador (Gustavo Sáenz). Ya tenemos firmados varios porque venimos trabajando desde hace tiempo", explicó la ministra, quien estuvo junto al ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Justicia y Trabajo de Salta, Ricardo Villada, y la secretaria de Derechos Humanos, Mariana Reyes.

La funcionaria contó que tomó parte del primer operativo territorial del Plan Acompañar en Salta Capital, en el centro vecinal de Villa Luján, donde unas 100 mujeres fueron entrevistadas por los profesionales de la Secretaría de Derechos Humanos, con el objetivo de conocer y analizar las diversas condiciones, de violencia o no, en que se encuentran.

La Ley de Educación Sexual Integral (ESI) es "la herramienta más potente de prevención de las violencias de género que tiene hoy la Argentina".

El objetivo del programa nacional es gestionar el ingreso al sistema de monitoreo, que brinda una transferencia económica de un salario mínimo por seis meses a personas en situaciones de violencia por motivos de género, además de una asistencia integral, para que puedan independizarse económicamente y avanzar en el desarrollo de un nuevo proyecto de vida.

La Provincia y la Nación "estamos acercándonos a las mujeres en los barrios que necesitan el apoyo y el acompañamiento del estado, cuando se encuentran en situación de violencia de género", expresó la ministra, quien contó que también visitó un vacunatorio contra el coronavirus en la ciudad de Salta.

"Para nosotros, en esta etapa tan difícil que nos toca vivir, es importante acompañar a quienes tienen la dicha de vacunarse, pero además a los equipos de la salud, que son quienes sostienen día a día esta enorme campaña de vacunación a nivel nacional", dijo.

Sobre el Acuerdo Federal Argentina Libre de Violencia, firmado por el presidente Alberto Fernández el 8 de marzo pasado, Gómez Alcorta explicó que "implica asumir un compromiso colectivo y a la vez un compromiso de los tres poderes del estado y de todas las provincias para la construcción de políticas de género que signifiquen que no es una utopía vivir en una sociedad libre de violencia".

"Hay que decir que, salvo tres provincias, el resto ya tienen leyes de paridad, como tiene también el Poder Legislativo nacional. Ya no hay leyes de cupo salvo en Tierra del Fuego, Tucumán y Corrientes, que han quedado rezagadas", sostuvo.

Añadió que "hay que cambiar centralmente las desigualdades que nos atraviesan a las mujeres en todos los ámbitos de nuestras vidas, basados en el lugar asignado social y culturalmente para las mujeres, que es básicamente el ocuparnos de las tareas de la casa".

"Las mujeres usamos tres veces más el tiempo en estas tareas que los varones, y es por eso que nos cuesta tres veces más, de mínima, poder ocupar cargos públicos, políticos, empresariales, jerárquicos en las universidades, en los sindicatos, etcétera", comentó. Y dijo que "los femicidios y travesticidios son el fenómeno más extremo de la violencia y que más nos preocupa".

Villada recordó que en Salta "hemos tomado la decisión de enviar un proyecto de ley a la Legislatura para crear un fuero de capacidades de competencias diferentes, que tenga no solamente la posibilidad específica en materia de violencia de género y de familia, sino también que tenga competencia penal y civil".

(Télam)