La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, declaró esta tarde que el Estado "no puede seguir mirando para otro lado" ante las muertes provocadas por abortos clandestinos en el país y defendió el proyecto del Poder Ejecutivo, que prevé legalizar la interrupción voluntaria del embarazo.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Elizabeth Gómez Alcorta, participó junto a la Secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quienes dieron detalles sobre la iniciativa ante las comisiones Banca de la Mujer, Justicia y Asuntos Penales y Salud del Senado de la Nación y respondieron preguntas de los legisladores y las legisladoras.

En el encuentro, Gómez Alcorta aseveró que el Gobierno tiene "una responsabilidad histórica para asegurar que en nuestro país ninguna mujer más muera por causa de un aborto clandestino".

"Estamos convencidos de que este proyecto viene a dar respuesta concreta a un problema de salud concreto y lo que no podemos seguir haciendo es mirar para otro lado", expresó ante los senadores de las comisiones de la Banca de la Mujer, de Salud y de Justicia y Asuntos Penales del Senado.

La ministra aseguró que hay "sobradas evidencias que la legalización (del aborto) disminuye la mortalidad materna y abortos" y subrayó que "la legalización demuestra que existe un círculo virtuoso por el mayor acceso a la información y a la anticoncepción".

La funcionaria participó del plenario de comisiones en el que se discute el proyecto IVE.

Gómez Alcorta también aclaró que habilitar la práctica de la interrupción de los embarazos "no implica una saturación para el sistema de salud" sino que, por el contrario, "implica un ahorro".

"Tenemos una responsabilidad histórica que es asegurar que en nuestro país nunca más una mujer muera por causa de un aborto clandestino", añadió. (Télam)