El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, se reunió hoy con dirigentes de organizaciones sociales que encabezarán la "Marcha Federal por el trabajo, el salario, contra el hambre y la pobreza", que partirá mañana desde distintos puntos del país y llegará el jueves a la Plaza de Mayo.

El encuentro se realizó en el cuarto piso de la cartera porteña, donde se hicieron presentes los referentes de las organizaciones que se movilizarán los próximos días, quienes le anticiparon al funcionario que prevén que serán unas 100.000 personas las que participarán de la protesta que concluirá el jueves en la ciudad de Buenos Aires.

Según indicaron desde la cartera de Justicia y Seguridad, se espera que las columnas ingresen a la Ciudad entre las 12 y las 14 del jueves, a través de Once, Puente Pueyrredón y Retiro, para marchar desde las 15 a la Plaza de Mayo y dar por finalizada la protesta alrededor de las 18.

"Los micros se van a apostar en Costanera para no complicar la circulación en la 9 de julio, al tiempo que las organizaciones se comprometieron a mantener el Metrobus liberado y a marchar lo más rápidamente posible a Plaza de Mayo", informaron fuentes porteñas.

En tanto, D´Alessandro sostuvo que con este tipo de reuniones se "intenta compatibilizar el derecho a manifestarse con el derecho a transitar libremente, que también está garantizado en nuestra Constitución".

"Por más que ya estemos trabajando para evitar que la Ciudad colapse, tenemos que ser realistas: es muy difícil que no se produzca algún corte cuando más de 100.000 personas ingresen por los accesos", reconoció.

La Marcha Federal se dará en el marco de un plan de lucha que lleva adelante la Unidad Piquetera y que incluyó un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social nacional a inicios de abril, el que se extendió por tres días. (Télam)