El presidente del Bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Germán Martínez, apeló el rechazo del dictado de una medida cautelar para suspender la designación de la diputada radical Roxana Reyes en el Consejo de la Magistratura.

Martínez presentó la apelación ante el juez de primera instancia en lo Contencioso Administrativo Federal Martín Cormick, quien ya concedió el recurso y quedó a cargo de la sala II de la Cámara del fuero, informaron fuentes judiciales.

El diputado oficialista apeló la decisión del 2 de mayo último, en la que Cormick no hizo lugar a la medida de "no innovar" pedida para que se suspenda la asunción de Reyes en la Magistratura hasta que se resuelva la cuestión de fondo contra su designación.

El hecho "causa gravamen de imposible reparación ulterior", sostuvo Martínez en el escrito.

El diputado pidió al Tribunal de Apelaciones que "se revoque la decisión apelada en todas sus partes y se dicten un nuevo pronunciamiento ajustado a derecho, haciendo lugar a la medida cautelar interpuesta".

"El acto administrativo que se impugna (Res. 689/22) resulta contraria a lo establecido en la ley 24.937 y ello provoca una afectación constitucional inmediata al espacio político que represento y a la voluntad popular expresada mediante la elección de los diputados y diputadas nacionales, de

imposible reparación ulterior", argumentó.

La "resolución administrativa rompe con el equilibrio entre la representación de los órganos políticos resultantes de la elección popular, excluyendo de la integración del Consejo de la Magistratura al bloque mayoritario", agregó.

La apelación será analizada por los integrantes de la sala II del Tribunal de Apelaciones, José Luis López Castiñeira, María Caputi y Luis María Márquez. (Télam)