Funcionarios y legisladores nacionales del Frente de Todos repudiaron hoy la decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de retornar a la presencialidad en las aulas la semana próxima y advirtieron que esa medida implica "una actitud irresponsable" y tiene que ver "con un capricho".

El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, dijo esta mañana que "las decisiones que se toman en CABA están más vinculadas a algunos aspectos políticos que tienen que ver con el año electoral”.

"Nosotros abogamos porque esto (por el regreso a las clases presenciales) se minimice, porque está en juego la salud de la gente y en esto no podemos especular", subrayó en declaraciones a El Destape Radio.

En el mismo sentido, el senador nacional Mariano Recalde (FdT-CABA) posteó hoy desde su cuenta de Twitter que "Larreta anuncia la vuelta a la presencialidad en el peor momento de la pandemia", tras lo cual cuestionó que el jefe de Gobierno insista "con su capricho mientras miles de argentinos pelean por su vida en hospitales colapsados".

"La pelea del jefe de gobierno no es contra el gobierno nacional, es contra la realidad", definió Recalde.

En tanto, el secretario general de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional Hugo Yasky (FdT-Buenos Aires) comparó: "En Europa, con la cuarta parte de los contagios que hoy tenemos en Argentina, se suspendieron las clases presenciales para proteger a la sociedad", remarcó en alusión a las decisiones tomadas en esos países en base a la cantidad de nuevos contagios cada 100.000 habitantes.

En declaraciones a la radio AM750, recordó que "esto sucede cuando está muriendo gente", por lo que se convierten "en decisiones que definen la vida y la muerte", alertó, y en ese sentido evaluó que "Larreta hace rato traspasó todos los límites".

"Es la lógica del desprecio por la vida y la impunidad que genera el poder, porque no es sólo el problema del contagio docente sino también lo que dicen los epidemiólogos", planteó Yasky.

Según el legislador, suspender la presencialidad y seguir las clases de modo virtual en las zonas declaradas en alarma epidemiológica "es proteger a la sociedad de una actividad que genera un gran nivel de circulación".

Y sobre la posición de Rodríguez Larreta en la disputa interna de Juntos por el Cambio, Yasky evaluó que "tomar esto (la continuidad de la presencialidad escolar) como una bandera lo puso en un lugar en el que ya no puede reconocer el error cometido de suspender las clases virtuales", analizó.

En ese sentido, uno de los cuestionamientos que recibió el jefe del gobierno de CABA en los últimos días, a partir del DNU 334/2021 que dispuso un aislamiento estricto para las zonas declaradas en alarma epidemiológica, fue haber suspendido también el dictado de clases remotas a través de videoconferencia, que se podría haber mantenido en los tres días laborables de la semana que terminó -miércoles 27 de mayo, jueves 28 y viernes 29-.

Con una postura similar, la diputada nacional Gisela Marziotta (FdT-CABA) afirmó que la actitud del alcalde "es una especulación política irresponsable".

"Anunciar clases presenciales desde el lunes es una especulación política irresponsable de parte del jefe de Gobierno, primero, porque es el distrito con mayor cantidad de habitantes y de mayor circulación, con la gente que entra durante el día a trabajar, y por ende, es el lugar de mayor contagio", cuestionó en diálogo con radio Mitre.

Y en la misma línea, profundizó: "Sabemos que la circulación aumenta cuando se abren las escuelas para dar clases presenciales".

Además, la legisladora señaló que a la hora de comunicar sus decisiones "el Gobierno porteño hace un reduccionismo" que consideró como "perverso y mentiroso".

Del mismo modo, indicó que "las decisiones en pandemia pueden cambiar" a partir de cómo va evolucionando la "realidad sanitaria" y destacó que en esa materia el Ejecutivo nacional va tomando medidas "sin importarle costos políticos o críticas".

Por otra parte, Marziotta consideró que "no son comparables las clases presenciales con la realización de la Copa América", cuando fue consultada por la organización en la Argentina del evento deportivo de la Conmebol a nivel selecciones.

"Las clases son todos los días, mientras que los partidos son un día, donde además no habría público", diferenció. (Télam)