Funcionarios bonaerenses expresaron hoy su preocupación ante el aumento de casos de coronavirus en la provincia, por lo que pidieron "extremar" las medidas de cuidado, mientras avanza el plan de vacunación y no descartaron adoptar "restricciones extras" por el impacto de la situación epidemiológica en la capacidad del sector sanitario y las escuelas.

El ministro y el viceministro de Salud provincial, Daniel Gollan y Nicolás Kreplak, respectivamente; el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y la ministra de Gobierno, Teresa García hicieron hoy esta advertencia y pidieron a la sociedad cumplir los protocolos y las normativas para evitar más contagios.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, señaló que si continúa el crecimiento de los contagios de coronavirus y se registra "cada vez más la presencia de las nuevas cepas", no se descarta tomar "medidas extras" de restricción, para "bajar la velocidad de los casos" mientras se avanza con la vacunación.

"Si todo sigue como ahora, crecimiento de casos, y cada vez más presencia de las cepas más contagiosas, habrá que tomar medidas extras", explicó en declaraciones radiales.

Gollan señaló que si continúa el crecimiento de los contagios de coronavirus y se registra "cada vez más la presencia de las nuevas cepas", no se descarta tomar "medidas extras" de restricción.

Al respecto, Gollan puso como ejemplo la decisión de algunos municipios de aumentar restricciones el fin de semana pasado ante el crecimiento exponencial de casos en sus distritos.

"Los intendentes tomaron medidas de restricción y mañana se van a oficializar, acá la regla de oro es que si se dispara, hay que bajar lo más que se puede la circulación viral", comentó y citó entre las comunas a Chivilcoy, donde, de 20 personas que se testearon, en 11 se detectó la variante británica y en 3 de Manaos.

Gollan estimó que hay "una circulación comunitaria bastante más importante de estas variantes que saldrán en el próximo informe (epidemiológico) 19".

Que "nos sigamos cuidando es una súplica ya, si logramos tomar más conciencia, quizás no haya que tomar más medidas coercitivas. Cuidémonos un poco más y, en un mes y medio, tendremos a nuestros mayores con algún grado de protección", instó.

El ministro aseguró que para el fin de semana se habrán vacunado en la provincia "el 100 por ciento de los adultos mayores de 70" y que se aumentará la vacunación para otros grupos, en la medida que se disponga de las dosis.

"A la velocidad que venimos, se nos puede terminar las camas".

Por otra parte, precisó que el sector público de Salud de la provincia se encuentra hoy "en un nivel similar al pico del año pasado, cuando más casos de internación tuvimos, casi llegando al 72%", pero volvió a alertar: "A la velocidad que venimos, se nos puede terminar las camas".

En la misma sintonía, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, instó a la población bonaerense "cumplir las normativas y protocolos" para evitar más contagios de coronavirus.

En un tuit, el funcionario provincial posteó: "Esta semana superamos los 10.000 casos en el promedio diario", y añadió: "Como dijo el Gobernador, más que una segunda ola es un tsunami de casos".

La ministra de Gobierno, María Teresa García, también advirtió sobre la situación del sistema sanitario, que "se está desbordando" debido al rápido crecimiento de contagios de coronavirus, según evaluó.

"La circulación del virus adquirió una velocidad que no tuvo el año pasado, cuando el pico de la curva de crecimiento nos llevó dos meses", detalló y enfatizó que "hace 15 días que hay un crecimiento de la curva casi a modo vertical".

En ese marco, la funcionaria criticó la postura del Gobierno porteño de rechazar la imposición de medidas de restricción más duras, al afirmar que "Horacio Rodríguez Larreta está jugando muy al límite, porque no solo los casos están creciendo aceleradamente, sino que el sistema sanitario ya está al borde".

"Es probable que se consigan más camas o respiradores", pero "vamos a estar en crisis es con el personal de salud, intensivistas y enfermeras, que está agotado", remarcó.

Para el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak "hubo un buen acatamiento" a las medidas que restringen la circulación nocturna y reuniones sociales, aunque aclaró que habrá que ver "si son suficientes".

"Hemos visto buen acatamiento, no absoluto, lo que no sabemos si es suficiente", dijo y apuntó a que "hay que monitorear" y si hace falta ir a una restricción mayor.

"Si tiene que haber una disminución de presencialidad en las escuelas" por la segunda ola de coronavirus, "no implicará la suspensión absoluta" de esta modalidad.

Sobre las clases presenciales, el viceministro dijo que en el sistema de fases con el que se maneja la provincia está contemplada la posibilidad de que en caso de mayor circulación viral de un distrito se reduzca la presencialidad.

En declaraciones a radio La Red, Kreplak advirtió que si aumenta la circulación viral de coronavirus, podría incrementarse la "carga virtual en las escuelas y reducir la presencialidad" en los centros educativos de la provincia.

En tanto, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dijo hoy que "si tiene que haber una disminución de presencialidad en las escuelas" por la segunda ola de coronavirus, "no implicará la suspensión absoluta" de esta modalidad.

"Si hay que restringir, que sean las demás actividades. No se van a cerrar las instituciones educativas", explicó el ministro a Télam.

Trotta remarcó que "en las escuelas, como en aquellos lugares donde se logra cumplir con los protocolos, hay bajo riesgo de contagio, lo demuestra la evidencia", aunque aclaró que "a partir de los consensos construidos en el marco del Consejo Federal de Educación, la administración de la presencialidad corresponde a cada gobierno provincial". (Télam)