El secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks, consideró hoy que “es razonable lo que se le está pidiendo a la Ciudad de Buenos Aires desde Nación”, en referencia a que “controle durante el día el cumplimiento de algunas de las disposiciones del DNU” firmado por el presidente Alberto Fernández para frenar la expansión de contagios de coronavirus en el marco de la segunda ola.

Tras la nota enviada ayer desde el Ministerio de Seguridad de la Nación a la Secretaría de Justicia y Seguridad porteña, Fuks sostuvo que la solicitud realizada por la cartera que conduce Sabina Frederic “es más que razonable” porque “se está pidiendo a la Ciudad que controle el cumplimiento porque hay un bajo acatamiento en algunas cosas”.

Basado en las denuncias que llegaron a la línea telefónica 134 y también a la observación propia, el funcionario nacional sostuvo que los incumplimientos de las medidas de restricción ante la falta de controles en la Ciudad se da en la circulación y en los aforos dentro de los bares, que el DNU prohíbe”.

En declaraciones a Télam Radio, Fuks señaló: “La comprobación empírica demuestra que los bares de la ciudad de Buenos Aires están llenos en sus zonas internas”.

“También hay problemas con los horarios de apertura y cierre, en algunos casos por fuera del esquema previsto”, remarcó respecto a la situación con el cumplimiento de los locales gastronómicos y de comercios de las medidas sanitarias.

Respecto al panorama durante el día, Fuks advirtió que “es una preocupación" porque circulan por la ciudad de Buenos Aires "seis millones de personas" (tres millones vienen de los distritos del conurbano), por lo que "duplica su población" y se convierte en "el momento de mayor nivel de capacidad de contagio”.

“En este momento, en el que estamos en un pico tremendo y absoluto de la circulación, indudablemente la exigencia o lo que se le está pidiendo a la ciudad de Buenos Aires es absolutamente razonable”, reiteró.

Las restricciones sanitarias abarcan hasta el 30 de este mes la reducción de la circulación entre las 20 y las 6, la suspensión de las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados, y que los comercios deberán cerrar a las 19, mientras que las actividades gastronómicas podrán funcionar con entrega a domicilio luego de ese horario.

Además, según el DNU, hasta el viernes 30 los tres niveles educativos deberán volver a la modalidad virtual. (Télam)