Legisladores del bloque Frente de Todos (FdT) porteño presentaron hoy una declaración para conmemorar el 21° aniversario de la plantación de un olivo en Plaza de Mayo que fue sembrado por el entonces arzobispo Jorge Bergoglio, quien luego fue ungido como Papa Francisco, y manifestaron su preocupación por el mal estado de la placa conmemorativa, por lo que instaron al gobierno de la ciudad a repararla.

"Hace 21 años, el árbol de olivo que se encuentra en la Plaza de Mayo nos recuerda al compromiso que día a día debe ser renovado por todas las personas, cualquiera sea su credo o religión. Como símbolo por la paz, es un llamado al respeto, la fraternidad y la solidaridad de unos con otros, así como al constante trabajo que esto requiere”, señalaron los legisladores en su iniciativa.

La placa aludida recuerda cuando el 29 de marzo del 2000, Bergoglio encabezó una ceremonia con representantes protestantes, judíos e islámicos, frente a unos 600 abanderados de escuelas católicas, privadas laicas y estatales, que finalizó con la plantación del olivo que hoy se denomina como "Papa Francisco".

Según indicaron desde el FdT, "en una reciente movilización opositora al Gobierno nacional, algunos manifestantes destruyeron la placa conmemorativa que se encuentra en el lugar y desde entonces no es posible su correcta identificación", por lo cual pidieron al Poder Ejecutivo “realizar las acciones necesarias para su pronta reparación”.

“El Papa Francisco se ha pronunciado incansablemente sobre la necesidad e importancia de la paz en el mundo. Durante la celebración de la 54° Jornada Mundial de la Paz, llamó a que trabajemos todos juntos para avanzar hacia un nuevo horizonte de amor y paz, de fraternidad y solidaridad, de apoyo mutuo y acogida”, concluyeron.

El expediente lleva la firma de los legisladores y legisladoras Matías Barroetaveña, María Rosa Muiños, Javier Andrade, Santiago Roberto, Juan Manuel Valdés, Lorena Pokoik, Victoria Montenegro, Cecilia Segura, Manuel Socías, Laura Velasco y Claudio Ferreño. (Télam)