El fiscal federal Abel Córdoba solicitó que sean citados más de 600 testigos y se ordene un entrecruzamiento de llamadas entre el exministro de Planificación Julio De Vido, el exsecretario de Obras Públicas José López y empresarios, al presentar su pedido de prueba para el futuro juicio oral por el caso Skanska.

Por este caso de supuesto cohecho y administración fraudulenta fueron enviados a juicio oral en octubre de 2019 De Vido, López, el exgerente de Nación Fideicomisos Nelson Ulloa, el exgerente comercial de la empresa Skanska Javier Azcárate, entre otros procesados, informaron fuentes judiciales.

El fiscal de juicio Córdoba presentó sus pedidos de prueba en la etapa de preparación del debate que aún no tiene fecha de inicio.

Según fuentes judiciales, pidió que sean citados 666 testigos en la causa que investigó supuesto pago de sobornos para adjudicar a esa empresa las obras de ampliación de los gasoductos Norte y Sur en 2005.

Entre los testigos solicitados por la fiscalía para el futuro juicio oral están el exministro de Economía Roberto Lavagna, el empresario Benito Roggio y el extitular de la AFIP Alberto Abad.

Córdoba solicitó al Tribunal que admita como nueva prueba un pedido de la nómina de abonados telefónicos que en esa época usaban los procesados para ordenar luego un entrecruzamiento de llamadas.

Al enviar el caso a juicio el juez federal Sebastián Casanello sostuvo que "los sobornos que se pagaron, de acuerdo al egreso que se acreditó de la firma Skanska, rondarían los 14 millones de pesos"

El juicio está a cargo del Tribunal Oral Federal 4. (Télam)