Un grupo de fiscalas acusó hoy al procurador interino Eduardo Casal de emitir una resolución de “carácter discriminatorio contra las mujeres” luego de que ayer les reprochara haber participado de una reunión con el flamante ministro de Justicia, Martín Soria, en la que abordaron temas referidos a la agenda del Ministerio Público Fiscal.

Casal había firmado una resolución con la que dispuso archivar una denuncia de la abogada Florencia Arietto y la presidenta del PRO Patricia Bullrich contra las fiscalas, pero aprovechó para “recomendarles” a las magistradas que en lo “sucesivo canalicen las inquietudes de este tenor por las vías institucionales pertinentes”.

En respuesta, doce de las 14 fiscalas que participaron de la reunión con Soria y con el secretario de Justicia Juan Martín Mena le enviaron una nota en la que le manifestaron a Casal su más “profunda preocupación por el dictado de una Resolución que entendemos que tiene un carácter discriminatorio contra las mujeres”.

En el texto al que accedió Télam, las fiscalas reseñaron una serie de reuniones similares que se suscitaron en el último tiempo y señalaron que la única que recibió una “recomendación” fue la protagonizada exclusivamente por mujeres que desarrollaron abarcaron, entre los temas principales, la agenda de género vinculada a la justicia.

“Las interacciones de las y los integrantes de este Ministerio Público Fiscal con autoridades ejecutivas y legislativas del orden nacional, provincial y municipal se han repetido innumerables veces a lo largo de la historia institucional del Ministerio Público Fiscal. Muchas de ellas incluso han tenido amplia repercusión pública”, señalaron.

“Aun sin necesidad de ir más lejos en el tiempo, los días siguientes de nuestra reunión, el Ministro de Justicia se reunió con fiscales de la AFFUN primero y de la Asociación de Magistrados y Funcionarios, después. Los tres eventos tuvieron idénticas características: se trató de fiscales conversando con el titular de la cartera de Justicia sobre la reforma de la ley orgánica del Ministerio Público”, agregaron.

“La única diferencia entre los tres eventos fue que la reunión protagonizada por mujeres tuvo por finalidad conversar sobre una agenda de género en la justicia. Y fue la única respecto de la cual se entendió que podía resultar equívoca en términos institucionales”, lamentaron las fiscalas en el texto en el que, sin embargo, se manifestaron “a disposición” para seguir trabajando en la materia.

“Nuestra asistencia a la reunión con el Ministro -que, vale aclarar, fue una reunión pública y no reservada- no implicó en modo alguno arrogarnos la representación del Ministerio Público Fiscal sino que concurrimos en nuestra calidad de mujeres abogadas y fiscalas. El acceso de las mujeres a los espacios de magistratura es un asunto interinstitucional que excede al Ministerio Público Fiscal y por ende no resultaría adecuado acotarlo a su exclusivo resorte institucional”, aseveraron.

Además, le recordaron a Casal que “dirige un organismo en el cual las mujeres no alcanzan ni el 30% de los cargos de fiscales” por lo que remarcaron la “necesidad de trabajar para revertir el lugar minoritario y subordinado” que ocupan las mujeres, algo que “no admite dilaciones”.

“La situación es crítica, grave y urgente. Es de una gravedad tal que debe ser trasladada a todas las autoridades y actores/as que puedan tener alguna injerencia en la reversión de la desigualdad”, afirmaron.

Finalmente remarcaron que “cualquier pretensión de restringirlo a procedimientos burocráticos y formales constituye un impedimento para el ejercicio de nuestros derechos y obligaciones de promover la igualdad de género, la paridad en el acceso a cargos de decisión y la participación democrática de las mujeres en los debates públicos sobre asuntos que nos afectan de manera personal y colectiva”.

El texto lleva la firma de las fiscalas Gabriela Baigún, Laura Belloqui, Cecilia McIntosh, Indiana Garzón, Josefina Minatta, Mariela Labozzetta, Virginia Miguel Carmona, Cinthia Oberlander, Iara Silvestre, Ana Russo, Maria Schianni y María Hermida. (Télam)