El constitucionalista Gustavo Ferreyra dijo hoy que la Corte Suprema de Justicia, con el fallo que avaló la posición del Gobierno porteño sobre las clases presenciales, "ha decidido ingresar en un área cubierta por la doctrina de las cuestiones políticas" y advirtió que "no debería haber decidido esta causa de esta forma", porque "la decisión del Presidente se encuentra fundada sobre fuentes científicas muy seguras".

"La Corte Suprema de Justicia resolvió, por una mayoría de 4 de 5 de sus jueces, que el Presidente de la República 'violó la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires' al emitir el DNU 241/2021 que dispuso la suspensión de las clases presenciales en el territorio del AMBA", expresó el jurista en declaraciones a Télam.

En ese sentido, sostuvo que la Corte "dispuso el enjuiciamiento de la suspensión determinada por el Presidente", así como también que "se violaron las normas de la Ciudad de Buenos Aires".

"A mi juicio, la Corte ha decidido ingresar en un área cubierta por la doctrina de las cuestiones políticas", advirtió Ferreyra.

Ferreyra, que es discípulo del constitucionalista Germán Bidart Campos, consideró que "dichas políticas, en sentido estricto, son las determinadas por el Presidente de la República en el ámbito de sus competencias" y sostuvo que "en principio, se encuentran exentas del control de constitucionalidad".

"Sin embargo, ahora, la Corte advierte la violación jurídica en que habría incurrido el Presidente", afirmó Ferreyra y dijo que "una de las consecuencias inmediatas de esta decisión es que de ahora en adelante, la política sanitaria también será corresponsabilidad de la Corte Suprema de Justicia".

Ferreyra sostuvo que la Corte, "dentro del repertorio propio de su jurisprudencia, no debería haber decidido esta causa de esta forma", porque "la decisión del Presidente se encuentra fundada sobre fuentes científicas muy seguras".

"La cuestión no era judiciable, porque es política en sentido estricto, pero la Corte resolvió igual", opinó el doctor y postdoctor en Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde, además, es catedrático de Derecho Constitucional. (Télam)