(Por Daniel Scarímbolo, enviado especial).- El presidente Alberto Fernández y su par brasileño Jair Bolsonaro volvieron a encontrarse en una Cumbre y mantuvieron un diálogo de connotaciones futbolísticas, que estuvo enmarcado en la rivalidad que une a las selecciones nacionales de ambos países.

Esta vez, ambos jefes de estado se refirieron a la inminente realización de la próxima Copa Mundial de Fútbol que se jugará entre noviembre y diciembre en Qatar.

En esta oportunidad el mandatario brasileño se abstuvo de formular pronósticos, como hizo en la Cumbre del Mercosur que se celebró horas horas antes de la disputa de la final de la Copa América entre Argentina y Brasil que se llevó a cabo el 10 de julio de 2021 en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro y que concluyó con un triunfo del equipo albiceleste por 1-0.

"Les vamos a ganar 5-0", afirmó Bolsonaro en ese conclave que se realizó de forma virtual por la persistencia de la pandemia de coronavirus.

En octubre del año pasado, durante la Cumbre del G20 que se celebró en Roma, Fernández se encontró con Bolsonaro y le recordó su frustrado vaticinio.


=======


"La única vez que lo había visto a Bolsonaro fue en el G20 en Roma. Ahí me acerqué yo, y días antes yo le había pasado la presidencia pro témpore del Mercosur, era justo el viernes previo a la final de la Copa América", recordó hoy Fernández ante la prensa argentina que cubre la Cumbre.

Y salió la charla de fútbol: "Yo no dije nada de fútbol porque la veía difícil, pero Bolsonaro me dijo 'estos son los goles que le vamos a hacer, vamos a ganar 5 a 0', y cuando llegó el encuentro en Roma, le dije 'vengo a saludarlo porque pronostica mal el futbol, ganamos 1 a 0'. Fue un saludo breve entonces".

"Hoy hablamos de quien se iba a quedar con la copa de Qatar, y después sí nos metimos en el tema del gas", concluyó.


=======


El Media Center del Convention Center quedó grande. Más allá de la gran cantidad de credenciales de prensa emitidas y de la negativa de reapertura para aquellos periodistas que no llegaron a tiempo a inscribirse, el centro de prensa estuvo prácticamente desolado.

Con alrededor de 700 lugares para la prensa escrita, la ocupación apenas alcanzó a una décima parte.

La mayor presencia allí la dieron los enviados de canales de televisión, muchos de los cuales instalaron estudios dentro de ese centro de prensa.


=======


Esa tranquilidad le dio más libertad a los presidentes, y no fue difícil que algunos periodistas se cruzaran con el presidente Alberto Fernández y parte de su comitiva, o el chileno Gabriel Boric, poco antes del encuentro bilateral que ambos mandatarios mantuvieron en uno de los salones del Convention Center.

Inclusive, Fernández le dio una entrevista a la señal televisiva brasileña O Globo, para contar detalles del encuentro de ayer con Bolsonaro, que incluyó no solo el tema futbolístico sino, lo más importante, temas vinculados a la integración energética entre ambos países.

(Télam)