El presidente Alberto Fernández reiteró hoy ante Naciones Unidas el anhelo de la Argentina de que "sean identificados, juzgados y eventualmente condenados" los responsables de los atentados en Buenos Aires a la Embajada de Israel, en 1992, y a la sede de la AMIA, en 1994, y volvió a pedir a Irán que coopere con las autoridades judiciales argentinas.

"También instamos a la comunidad internacional a que nos acompañen en nuestra lucha evitando recibir o cobijar a cualquiera de los imputados, aún cuando gocen de inmunidad diplomática. Debemos recordar que sobre ellos pesan solicitudes de captura internacional y alertas rojas de Interpol", expresó el Presidente ante la 77 Asamblea General de la ONU. (Télam)