El presidente Alberto Fernández retomó hoy las actividades en la Casa Rosada luego de la gira que realizó la semana pasada por Europa con una agenda que tiene como temas preponderantes el control del alza de precios y la pandemia de coronavirus.

El jefe de Estado arribó a la sede del Gobierno pasadas las 11 y se reunió con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para trabajar especialmente sobre la cuestión económica y el índice de inflación que registró en abril 4,1% y acumula 17,6% en el primer cuatrimestre.

Según confirmaron a Télam fuentes gubernamentales, la cuestión del alza de precios preocupa especialmente a Fernández y podrían sucederse más reuniones en las próximas horas.

El jefe de Estado aseguró ayer que una de sus prioridades tras su regreso de Europa será justamente "atacar ese tema", al ser consultado por los aumentos en productos de primera necesidad.

Una de sus prioridades tras su regreso de Europa será justamente "atacar ese tema", al ser consultado por los aumentos en productos de primera necesidad.

"Vengo decidido a atacar ese tema, me preocupa mucho porque es inexplicable, sinceramente no hay ninguna razón, más que el aumento del consumo, para explicar esos aumentos que se dieron en marzo y abril", señaló en declaraciones al canal C5N.

Al referirse a las razones de esos incrementos, dijo que observa "una puja distributiva sobre quién se queda con las ganancias" y advirtió que "algunos están apurando su ganancia y perjudicando mucho a la gente".

Respecto a la situación de la pandemia, el Ejecutivo ya comienza a trabajar sobre la prórroga del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 287, que estableció parámetros para clasificar a los departamentos y municipios según los criterios de riesgo epidemiológico bajo, medio, alto y directamente de alarma epidemiológica y sanitaria.

La vigencia del DNU 287 concluye el próximo viernes 21 de mayo.

Tal como adelantó Télam el sábado pasado, la situación sanitaria ha variado en muchos distritos, que han visto empeorar sus índices y que tendrían que ser colocados bajo el estado de alarma epidemiológica.

El Gobierno señala que son varias las jurisdicciones que ya manejan situaciones de riesgo sanitario elevado, de tensión en el sistema sanitario y de posible colapso médico.

"La única receta es bajar la circulación de personas para bajar la circulación viral mientras das vacunas. Las dosis ya están llegando y van a ser muchas, el problema es que tenés que limitar los contagios, y eso se hace con restricciones a la movilidad", destacaron voceros calificados.

Incluso señalan que las provincias y jurisdicciones que no se ajustaron a la limitación de la presencialidad escolar dictada por el último DNU (clara referencia a la Ciudad de Buenos Aires, pero también a Santa Fe) tuvieron bajas de casos menos pronunciadas que el conurbano bonaerense o, incluso, registraron subas. (Télam)