El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que "no" le gusta "vivir en una Argentina donde la opulencia está en el centro", y reiteró su compromiso de volver a ser una nación "federal" en la que "todo el país crezca con las mismas posibilidades de desarrollo", tras recordar que fue hijo de un riojano, una provincia que como todo el norte "sufrió el olvido".

El jefe de Estado hizo estas declaraciones al inaugurar hoy en Chaco obras de pavimentación de un tramo de 40 kilómetros de la Ruta Provincial 7 y anunciar la urbanización del barrio La Rubita y la construcción de un Centro Territorial Integral de Políticas de Género y Diversidad.

(Télam)