El presidente Alberto Fernández comentó hoy que anoche dialogó informalmente con su colega de Brasil, Jair Bolsonaro, y reveló que la "integración energética" fue uno de los asuntos que estuvo presente en la conversación.

"Ayer, el presidente Bolsonaro me vio en el hall de entrada antes de pasar a la reunión; estábamos haciendo tiempo para pasar a la reunión, se acercó muy amablemente, me saludó, hablamos un ratito de fútbol y después me habló de su preocupación por el tema energético, sobre de qué modo podemos trabajar en la integración energética", dijo hoy Fernández en una conferencia de prensa ofrecida en el Hotel Marriot a los periodistas argentinos que cubren el encuentro internacional.

Sobre este último punto, el jefe de Estado le señaló que "las posibilidades eran muy concretas, porque ya parte de la energía eléctrica que hoy entra a Argentina" es traída de Brasil "a un mínimo precio".

"Yo se lo agradecí. Le dije que queríamos seguir con eso, le expliqué en qué estado estábamos con el gasoducto, él me preguntó si íbamos a hacer las plantas de licuefacción y le dije que sí, pero que a ellos les convenía importar gas natural, que es mucho más barato", explicó el mandatario argentino en la rueda de prensa de hoy.

En ese sentido, Fernández le contó que si se desarrolla el gasoducto de Vaca Muerta, como lo tienen planeado, se podrán ahí "ingresar mucho gas a Brasil".

"También le aclaré algo que había leído en diarios de Brasil, que decía que Bolivia le había quitado gas a Brasil para dárnoslo a nosotros. Le explique que eso no es cierto, que nosotros también habíamos perdido cantidad de gas, que tiene que ver con un declino en la producción de gas de Bolivia", dijo Fernández a los periodistas.

"Yo se lo agradecí. Le dije que queríamos seguir con eso, le expliqué en qué estado estábamos con el gasoducto, él me preguntó si íbamos a hacer las plantas de licuefacción y le dije que sí, pero que a ellos les convenía importar gas natural, que es mucho más barato"

En ese marco, advirtió que "en el gobierno de facto de (Jeanine) Añez se dejó de explorar y producir, y eso generó este declive".

"Quedamos en seguir hablando. Honestamente es la primera vez que hablo más de dos minutos con el presidente Bolsonaro, un poco más largamente", reconoció el mandatario argentino.

Y recordó: "La única vez que lo había visto a Bolsonaro fue en el G20 en Roma. Ahí me acerqué yo, y días antes yo le había pasado la presidencia pro témpore del Mercosur, era justo el viernes previo a la final de la Copa América".

Y recordó que en esa oportunidad hablaron de fútbol: "Yo no dije nada de fútbol porque la veía difícil, pero Bolsonaro me dijo 'estos son los goles que le vamos a hacer, vamos a ganar 5 a 1', y cuando llegó el encuentro en Roma, le dije 'vengo a saludarlo porque pronostica mal el futbol, ganamos 1 a 0'. Fue un saludo breve entonces".

"Hoy hablamos de quien se iba a quedar con la copa de Qatar, y después sí nos metimos en el tema del gas", concluyó.(Por Daniel Scarímbolo, enviado especial).- (Télam)