El presidente Alberto Fernández señaló que hoy es "es un día triste" y es "un día de memoria" donde se rinde "un tributo a las víctimas de la violencia institucional que se desató cuando el pueblo salió a la calle a decir basta contra un modelo económico"

Fernández formuló estos conceptos en el acto para recordar a las víctimas de la represión del 2001. (Télam)