El presidente Alberto Fernández destacó hoy que "con la pandemia desalmada" que "ataca sin piedad", los argentinos descubrieron "la salud pública", que "había quedado desprovista de instrumental y materiales sanitarios" durante la anterior gestión y que su Gobierno tuvo que recomponer para atender las urgencias que planteaba la pandemia por coronavirus.

"Con la pandemia desalmada que nos ataca sin piedad, hemos descubierto la salud pública, que había quedado desprovista de instrumental y materiales sanitarios" durante la gestión macrista, dijo el jefe de Estado al visitar hoy el Centro Argentino de Protonterapia que se construye en el barrio porteño de Agronomía y que se transformará en el primer centro de tratamiento del cáncer con protones de todo el Hemisferio Sur y Latinoamérica.

Agregó que se perdieron "cuatro años porque alguien tomó la decisión política de que no era importante" ese equipamiento y con eso "condenó a 5 mil argentinos que son pacientes oncológicos" a no contar con esta tecnología.

Recordó en ese sentido que cuando la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner terminaba su mandato como jefa de Estado y llevaba adelante un plan de medicina nuclear, con centros de atención en todo el país, llegó el gobierno de Cambiemos y "frustró" el proyecto.

"A pesar del odio, las cosas se logran, el amor por la gente vence al odio", resumió el mandatario en referencia a esos "cuatro años de abandono" e interrupción de políticas que sumergió a la salud pública durante el Gobierno anterior y que su gestión tuvo que remontar en el marco de una pandemia.

"Cuánto importa el Estado. Cuánto necesita la salud de nuestros habitantes del Estado", expresó el mandatario, que destacó que esta presencia se requiere para hacer frente a la Covid-19 pero también a otros requerimientos de salud, como es el caso de los tratamientos que brindará el Centro Argentino de Protonterapia cuando su equipo comience a funcionar para quienes tengan tumores.

Recordó que la Argentina "será uno de los pocos países" que contará con la tecnología de la protonterapia y mencionó que 100 médicos del Hospital Raffo se están capacitando en el exterior para el manejo del equipo.

Fernández destacó el "trabajo conjunto" realizado para que este centro pueda ser realidad, entre "la Universidad de Buenos Aires, el Invap y la Comisión Nacional de Energía Atómica".

Sobre este último organismo, señaló lo importante del "aprovechamiento" de la energía atómica para "fines pacíficos" y, aún más para "fines médicos" y dijo que "cosas como estas ocurren cuando el Estado se dispone a ponerlo en marcha, a unir esfuerzos y ocuparse de la salud de la gente".

Fernández dijo que el centro, además de atender a la gente que lo requiera, permitirá también "el desarrollo de investigaciones" y mencionó que el equipo tiene "precisión milimétrica" para atender casos de personas que tienen tumores.

"Yo solo me enorgullezco porque esto lo hace el Estado, nuestros médicos, científicos, Nación y provincia unidos para llevar respuestas donde hace fala una respuesta", completó. (Télam)