El presidente Alberto Fernández dijo hoy que "las leyes se hacen para ser cumplidas" y sostuvo que "a los que no les gustan (las medidas adoptadas para mitigar los contagios de coronavirus) que recurran a la Justicia".

"A mí la rebelión, no. En un estado de derecho las leyes se cumplen. No estoy para tolerar la indisciplina de muchos restaurantes colmados de gente", enfatizó Fernández en rueda de prensa en Olivos, en la que aseveró que el Estado "seguirá asistiendo" a bares y restaurantes afectados por las medidas.

(Télam)