La sesión especial en la que se debatía hoy la reforma de bienes personales quedó habilitada luego de que el Frente de Todos (FdT) lograra quórum reglamentario, aunque Juntos por el Cambio (JxC) rechazó que se haya alcanzado el número necesario de 37 legisladores presentes en el tiempo previsto por la normativa interna del cuerpo.

Al inicio de la sesión, y tras aprobar la renuncia del senador Esteban Bullirch, el jefe del interbloque de JxC, Alfredo Cornejo afirmó: "Venimos en nombre del interbloque Juntos por el Cambio a rechazar esta sesión porque no obtuvo quórum en los 30 minutos que corresponden según el reglamento".

"​Han constituido el quórum a los 40 minutos. Están las fotos que registran perfectamente el horario en que no tenían quórum, con lo cual esta sesión es nula señora Presidenta", argumentó.

Desde el oficialismo, el jefe del bloque del FDT José Mayans, le preguntó a Cornejo con ironía qué hacia él "en una sesión que no existe" y pidió que se ratifique "la voluntad de sesionar en una moción de orden".

Ante el reclamo de Cornejo, la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner respondió: "Hay quórum. Hay 38 legisladores y venimos a cumplir con la misión, con el deber, que es legislar".

De hecho el oficialismo, junto con los aliados de Rio Negro y Misiones, había alcanzado 36 legisladores pero luego se sumó una aliada de JXC, la legisladora de Fuerza Cívica Riojana María Clara del Valle Vega, con lo cual el Frente de Todos llegó al quórum.

Click to enlarge
A fallback.

Posteriormente se sumó senadora de Córdoba Federal Alejandra Vigo.

Uno de los inconvenientes para el oficialismo fue que el senador nacional por el Frente de Todos de Catamarca, Guillermo Andrada, dio hoy positivo de coronavirus Covid-19 y no pudo participar de la sesión.

Andrada iba a hacer su debut hoy en la Cámara, ya que fue elegido senador en los comicios de noviembre, al ganar las elecciones de su provincia acompañando en el segundo lugar de la lista a la ex gobernadora Lucía Corpacci.

En tanto el dirigente del Pro José María Torello iba a prestar juramento en reemplazo de Bullrich, pero esto sucederá en la próxima sesión ya que Juntos por el Cambio cuestionó la validez de la sesión.

Al inicio de la sesión se aceptó la renuncia de Bullrich tras leer una nota dirigida al cuerpo donde afirma que "motiva mi renuncia nuevos desafíos por mi diagnostico de la enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica"

El dirigente del Pro deberá completar el mandato de Bullrich que vence el próximo 10 de diciembre del 2023.

Torello, exjefe de asesores de la Presidencia en la gestión de Cambiemos, es un dirigente muy cercano al exjefe de Estado Mauricio Macri, además de cumplir el rol de apoderado del Pro.

A lo largo de los cuatro años de mandato de Macri, Torello tenía una fuerte influencia en las decisiones del Poder Ejecutivo.

Bullrich renunció el pasado 9 de diciembre, cuando leyó una emotiva carta en la cual explicó los motivos por los cuales renunciaba a la banca.

(Télam)