"Había una expectativa de un mayor acompañamiento a las reformas y la política del presidente Macri", reconoció Faurie, quien consideró que se trata de medidas que "se parecen a las reglas que practica el resto del mundo".

En este sentido afirmó que la interpretación del resultado de las PASO produjo "el cimbronazo que todos conocemos (en los mercados) pero al mismo tiempo las preguntas de otros países" sobre el futuro de la Argentina.

"Les hemos tratado de ir explicando cómo es la vida política nacional y qué es lo que podemos seguir haciendo", definió el canciller en diálogo con Radio Continental.

El funcionario se mostró asimismo confiado en que el Gobierno logre revertir la derrota ante el Frente de Todos que sufrió en las PASO. "Yo soy de aquellos que cree que tenemos espacio para persuadir a la sociedad argentina sobre el camino hecho y las medidas tomadas", sostuvo, y remarcó que esas políticas tienen "chances de ser revalidadas" el 27 de octubre.

No obstante indicó -consultado sobre cómo seguirán los múltiples acuerdos con el mundo-, que continuarlos "le corresponderá, si no fuéramos nosotros, a los que vengan".

En esa línea mencionó el acuerdo firmado entre el Mercosur y la Unión Europea.

Para el canciller implica la "gran posibilidad de acceder al mercado europeo" con "todo tipo de productos", además de "hacerlo con ventajas arancelarías, potenciar las economías regionales y lograr acceso a tecnología y equipamiento que mejorará la competitividad" de nuestro país.

Agregó entonces que estos beneficios deberán "ser visualizados en la discusión parlamentaria" que se dará en el Congreso sobre el tema.

También habló de las declaraciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien había puesto en duda la continuidad del Mercosur si la fórmula del Frente de Todos, Alberto Fernández-Cristina Kirchner, ganaba las elecciones de octubre.

"Creo que es muy importante que siempre tengamos clara la relevancia de nuestros vínculos con Brasil", dijo Faurie, que recordó que es "nuestro principal socio".

Más allá de eso consideró que Bolsonaro "es un hombre que tiene convicciones ideológicas y de ánimo personal muy enraizadas en él", y así las expresa.

De todos modos Faurie opinó que también hubo una toma de posición de otros dirigentes de la región, entre los que nombró al presidente de Bolivia, Evo Morales y al dirigente del chavismo Diosdado Cabello.

"Todas (esas declaraciones) tienen incidencia sobre nuestra vida nacional", afirmó el funcionario, que lo consideró propio de un "mundo global".

Jorge Faurie

Sobre eventuales diálogos con referentes de política exterior de otros espacios políticos que competirán en octubre, destacó que su equipo está "siempre abierto a todo el diálogo que pueda ser de utilidad", sin embargo dijo que percibía que hoy "la centralidad del diálogo versa sobre temas económicos". (Télam)