Legisladores nacionales y porteños del Frente de Todos (FdT) exigieron al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que "asuma su responsabilidad" en materia de seguridad en el barrio Padre Ricciardelli, adonde todavía la gestión de Horacio Rodríguez Larreta no designó los agentes porteños que custodiarán el exbarrio 1-11-14, a partir de la paulatina retirada del lugar de las fuerzas nacionales.

Así lo hicieron a través de dos proyectos, uno presentado en la Cámara de Diputados de la Nación y otro en la Legislatura local.

Por un lado, las diputadas nacionales por la Ciudad Paula Penacca, Mara Brawer y Gisela Marziotta (FdT), presentaron un proyecto de declaración en el que expresaron su "profunda preocupación" por los "actos dilatorios" del Gobierno porteño y de su ministro de Seguridad, Diego Santilli, para "asumir la responsabilidad jurisdiccional en materia de seguridad en la totalidad del territorio, especialmente en el barrio Padre Ricciardelli (ex1-11-14)".

"Resulta urgente -agregaron- instar a las máximas autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a adecuar sus políticas públicas en materia de seguridad a fin de salvaguardar la libertad, la integridad y los derechos de todos los porteños".

En tanto, los legisladores porteños Javier Andrade y Victoria Montenegro (FdT) presentaron de igual modo ante la Legislatura local un proyecto de declaración en el mismo sentido.

En diálogo con Télam, Andrade explicó que, actualmente, son las Fuerzas de Seguridad nacionales, Gendarmería y Prefectura, quienes están el barrio y que, aunque hay un "traspaso programado", la Policía de la Ciudad no ocupa los puestos que le corresponden.

"Ya están los puestos pero la Policía de la Ciudad no los ocupa, y hay un retiro de las Fuerzas de Seguridad nacionales acordado con el ministro Diego Santilli", dijo.

Y añadió: "La Ciudad de Buenos Aires es la que más personal policial tiene por habitante en Latinoamérica, el Gobierno porteño tiene que asumir su responsabilidad".

En los fundamentos del proyecto, Andrade recordó que en 2016, los gobiernos de la Nación y de la Ciudad firmaron el "Convenio de Transferencia progresiva de funciones en materia de seguridad no federal a la Ciudad".

Además, añade que ese mismo año, la Capital "unificó su policía Metropolitana con la Policía Federal traspasada y creó la Policía de la Ciudad".

"Este proceso culminó recientemente con la sanción de la ley 27.606, la cual aprueba el convenio de traspaso y establece los recursos que Nación le da a Ciudad para asumir los gastos del traspaso", explicó Andrade.

(Télam)