Una exempleada de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), investigada por supuesto espionaje ilegal, dijo hoy ante la justicia que durante el gobierno de Mauricio Macri le ordenaron identificar si exfuncionarios kirchneristas presos tenían "vínculos con el narcotráfico", con lo que intentó justificar que los exespías tuvieran en su poder información de esos detenidos.

La exagente de la AFI Denise Aya Tenorio sostuvo que las fichas de los exfuncionarios que están o estuvieron detenidos en el Penal de Ezezia se las había entregado su jefe, el procesado exdirector de Operaciones Especiales Alan Ruiz, según pudo reconstruir Télam de fuentes seguras vinculadas al caso.

"Recuerdo que se comentó en la oficina que había una orden judicial para identificar vínculos entre personalidades que estaban en el programa IRIC (Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad) con narcotráfico", sostuvo la exagente imputada en su declaración indagatoria, indicaron los voceros.

"En ese marco se desarrolló, por lo que recuerdo, un intento de identificar si había vínculos con narcotraficantes que se encontraban dentro de ese establecimiento penitenciario", aseguró al declarar ante el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge.

Ante la imprecisión de la respuesta, el fiscal Santiago Eyherabide le preguntó si la orden que le habían dado era determinar si exfuncionarios como Amado Boudou, Julio De Vido o Carlos Santiago Kirchner podían tener "algún vínculo con el narcotráfico", a lo que Aya Tenrio respondió: "Eso es lo que se nos dijo. Y de hecho eso era lo que trabajábamos".

"Recuerdo que duró muy poco, después hubo órdenes de dejarlo sin efecto", continuó la exagente de la AFI, quien agregó que ninguna de las órdenes "era cuestionable" y que así como "se hacía se deshacía".

Con su declaración, Aya Tenorio comprometió más la situación de Ruiz, a quien señaló como el responsable y el proveedor de la información vinculada a exfuncionarios, sindicalistas y empresarios detenidos que circulaba en grupos de whatsapp de exagentes de la AFI.

Mercedes Funes Silva, también imputada, reconstruyó una visita de exespías al penal de Ezezia y dijo que creía recordar que durante toda la recorrida por la cárcel los acompañó Cristian Suriano, ex director del área de inteligencia del Servicio Penitenciario Federal, también imputado en el caso.

Las indagatorias se produjeron en el marco del "Legajo 9" en el que, dentro de la causa por espionaje ilegal, se investigan supuestas maniobras de inteligencia prohibidas en contra de personas privadas de la libertad, en su mayoría vinculadas a la política, en los penales de Ezezia y de Melchor Romero.

Cuando los fiscales Eyherabide y Cecilia Incardona requirieron las indagatorias de los imputados en este tramo de la causa sostuvieron que "la información con fines de inteligencia ilegal por razones políticas, fue proporcionada a la Agencia Federal de Inteligencia, y estuvo en poder de Alan Ruiz, Leandro Araque, Facundo Melo, Denise Aya Tenorio, Mercedes Funes Silva".

"El almacenamiento de la información no sólo careció de todo sustento legal y consumaba el ilícito, sino que desde AFI se instrumentaron objetivos considerablemente más ambiciosos en cuanto a la penetración en la vida de las víctimas, según se desarrollará a continuación", remarcaron. (Télam)