El exintegrante de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Leandro Araque aseguró hoy que no participó de las supuestas maniobras de espionaje ilegal contra personas detenidas y sostuvo que quien debería dar explicaciones por ello es el juez federal Federico Villena, a quien acusó de haberlas avalado.

El exespía declaró ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge y los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide en la causa por espionaje ilegal, esta vez en relación a la parte del expediente dedicada a las maniobras supuestamente realizadas contra personas detenidas en cárceles del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

El exespía Araque, que también pasó por la policía de la Ciudad de Buenos Aires, es el dueño del teléfono celular en el que fue hallada la mayor parte de la información que nutrió la causa, como por ejemplo los intercambios que se detectaron en el ya celebre grupo de Whatsapp de exagentes de la AFI conocido como Súper Mario Bros.

“Nunca hice espionaje sobre ningún detenido, nunca mandé a nadie a hacerlo, no mandé a nadie cablear el penal de Ezezia”, afirmó Araque en la primera parte de su breve descargo, tras el cual no aceptó responder preguntas ni del juzgado ni de la fiscalía, según pudo reconstruir Télam.

Tras rechazar la acusación en su contra, el ex espía declaró que “al que le tendrían que preguntarle (por el espionaje en cárceles) es al doctor Villena que es el que avaló todas esas cuestiones” y se preguntó: “¿Cómo justifica un año y medio de intervenciones (al teléfono público del penal de Ezeiza) sin un dato relevante para la causa?”.

Villena es el primer juez que tuvo la causa en la que se investiga el espionaje ilegal y fue apartado por la Cámara Federal de La Plata que consideró que los hechos que se investigan en la presente causa guardan “estrecha relación” con las medidas adoptadas por el propio magistrado en las causas conocidas como “G-20” y “Segovia” –por la cual se intervino un teléfono público del penal de Ezeiza-.

“El juez Federico Villena, como instructor de las causas referidas, era el encargado de controlar y evaluar la legitimidad y el alcance de las medidas ordenadas, por lo cual se encuentra justificado el temor de parcialidad alegado por los recusantes y el pedido de que no quede a cargo de la investigación de las actividades ilícitas derivadas -en parte- de las medidas que él mismo dispuso”, dijo la Cámara de la Plata cuando lo apartó.

Durante su indagatoria, Araque se refirió a esos expedientes y sostuvo que el hecho de que a Villena “lo engañaron con el G20, lo engañaron con el Instituto Patria y lo engañaron con Ezeiza” da para preguntarse si “fue cómplice o es un idiota”, tras lo cual dijo que la segunda opción no era la que le cerraba.

La indagatoria duró 20 minutos de los cuales los primeros 15 se perdieron en una discusión planteada por la defensa de Araque, que aseguró que no estaba clara la imputación porque la fiscalía no había descripto correctamente los hechos.

De la imputación surge que un cúmulo de información sobre exfuncionarios kirchneristas y empresarios detenidos “fue proporcionada a la Agencia Federal de Inteligencia, y estuvo en poder de Alan Ruiz, Leandro Araque, Facundo Melo, Denise Aya Tenorio, Mercedes Funes Silva”.

“El almacenamiento de la información no sólo careció de todo sustento legal y consumaba el ilícito sino que desde AFI se instrumentaron objetivos considerablemente más ambiciosos en cuanto a la penetración en la vida de las víctimas”, sostuvieron los fiscales cuando solicitaron las indagatorias.

Los exagentes de la AFI tenían en su poder las fichas de los detenidos en el programa IRIC –que implementó el gobierno de Cambiemos para acusados en causas de supuesta corrupción- sino que además tenían planillas de interrogantes para completar con información vinculada a los entornos de las víctimas y su posición política y económica.

Una vez superada la discusión inicial, Araque sostuvo que le parecía “arbitrario” el llamado a indagatoria porque “si es por haber tomado conocimiento de ese presunto archivo, me parece que se quedaron cortos, si es por eso tienen que citar a todo el grupo SuperMario Bross”. (Télam)