El Gobierno nacional exceptuó del cumplimiento del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) a los involucrados en la celebración de las elecciones internas de la Unión Cívica Radical (UCR), y fijó un protocolo para la realización de los comicios que se celebrarán mañana, en el marco de la pandemia de coronavirus.

Así se dispuso a través de la Decisión Administrativa 242/2021, firmada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, publicada hoy en el Boletín Oficial, que incluye un protocolo sobre cómo debe realizarse el comicio interno.

Para la elección de mañana estarán habilitadas 342 escuelas bonaerenses y podrán participar unos 650.000 afiliados radicales de la provincia de Buenos Aires, aunque se espera que vote sólo un 20%, según fuentes partidarias.

Esta semana, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, se reunió con autoridades del radicalismo para analizar la organización de la elección de mañana y así evitar aglomeraciones en los centros de votación.

La norma publicada hoy indica que "se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19".

"La UCR deberá garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de las personas participantes de los comicios", indica la decisión.

En el protocolo, presentado por el radicalismo y aprobado por las autoridades nacionales, se establece que "el número de participantes dentro del lugar de votación no debe superar el 50% de la capacidad física del lugar, incluidas autoridades de mesa, fiscales de listas y votantes".

Asimismo, se controlará la temperatura de los votantes, se recomienda el mínimo contacto entre las personas, y se deberá sostener un distanciamiento social de 2 metros entre las mismas.

Se indica también que los establecimientos de votación contarán con marcas de cinta adhesiva de color visible en los pisos para organizar las filas y se deberá mantener una distancia mínima de 2 metros entre los electores y hacia la mesa de votación.

Durante la jornada electoral, personal de limpieza deberá desinfectar áreas comunes y lugares de votación cada dos horas, y se recomienda el recambio de aire mediante la abertura de puertas y ventanas que produzcan circulación cruzada del aire en el espacio de reunión, "no así del cuarto oscuro que deberá garantizar el derecho a que el voto sea secreto".

Se establece que cada mesa -que dispondrá de un kit de higienización- tendrá un diseño y tamaño que les permita a todos sus miembros y fiscales mantenerse sentados con una distancia de 2 metros entre ellos y con uso obligatorio de tapabocas nariz. (Télam)