Laura Muñoz, la denunciante de la causa Ciccone Calcográfica, se quejó hoy ante la posibilidad de que el ex vicepresidente Amado Boudou pueda recuperar la libertad la semana que viene y lamentó que "por hacer un curso de wedding planner y electricista le regalan años" sin condena.

"Estoy indignada. Es muy frustrante para todos. Con esto dan el ejemplo de que para tener libertad, beneficios, vivir tranquilo hay que ser un ladrón, ir en contra de todas las leyes", sostuvo la ex pareja de Alejandro Vandenbroele, acusado de ser el testaferro de Boudou.

En declaraciones radiales, Muñóz lamentó la chance de que la Justicia beneficie al ex ministro de Economía en los próximos días: "No paga la condena y es beneficiado: da clases en la UBA, como si fuera un gran señor; hace un curso de wedding planner y electricista y le regalan años de libertad".

"Siempre estamos beneficiando a los malos, a los que hunden al país, y se perjudica a la gente buena, que trabaja. No puedo creer cómo las personas no se rebelan. Necesitamos más personas que levanten las banderas de la verdad y la justicia y luchen, porque la Justicia es cómplice", manifestó la denunciante.

Y recordó: "Antes de hablar, me perseguían, me dejaban notas amenazantes. La Justicia fue totalmente partícipe de esto, me quería hacer creer que yo estaba loca". En ese sentido, la ex pareja de Vandenbroele se quejó de que "la mayoría de la Justicia busca sólo sacar su tajada". Finalmente, Muñóz afirmó que quedó "con muchas secuelas" y que le hace "muy mal" escuchar a la vicepresidenta, Cristina Kirchner. PT NA