La presidenta de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, Fernanda Vallejos, aseguró hoy que el proyecto de Restauración de Sostenibilidad de la Deuda que se debate en la cámara baja "va a fortalecer la posición de la República Argentina en un momento de gravedad económica y financiera para nuestro país".

Al hablar en el recinto, Vallejos sostuvo que la iniciativa otorga "los instrumentos al Poder Ejecutivo para poder iniciar esa negociación” con los organismos internacionales de crédito y precisó que con su aprobación “se va a fortalecer la posición de la República Argentina en un momento de gravedad económica y financiera".

"Fíjense que hoy estamos en 29 de enero sesionando en esta cámara y eso habla de la dimensión de la crisis porque no sucedía desde enero de 2002, otro momento de crisis", recordó la economista.

En ese sentido, Vallejos manifestó que esperaba que “los argentinos" puedan "apreciar cabalmente la dimensión de la crisis" que atraviesa el país debido a la deuda tomada, y agregó que ese es el motivo por el que hoy buscan dar "un primer paso en pos de la sostenibilidad de la deuda pública argentina”.

“Venimos munidos de una gran responsabilidad que tiene que ver con el mandato que el pueblo argentino nos ha dado y le ha dado a nuestro Gobierno”, afirmó la diputada nacional.

Señaló que “esta crisis tiene que ser dimensionada cabalmente y tiene como característica que en el período que va entre 2015 y 2019, un problema que es estructural en nuestra economía y que tiene que ver con la restricción externa fue llevado al límite”.

Al cuestionar el gobierno de Mauricio Macri, Vallejos aseguró que “se restauró en esos años un modelo que privilegió la valorización financiera del capital, en detrimento de la producción, del trabajo, de la economía real".

"A partir de la liberalización cambiaria, financiera y comercial fue posible un histórico drenaje de la riqueza del país hacia el exterior”, dijo y precisó que de esa forma salieron del circuito productivo "alrededor de 90 mil millones de dólares”.

Vallejos puso de relieve que los años 2018 y 2019 “van a quedar en los anales de la historia argentina por haber sido récord de fuga de capitales”, al sostener que en ese bienio “salieron 55.000 millones de dólares, es decir, 10.000 millones de dólares más que el total de los desembolsos que se realizaron a partir del acuerdo que la anterior administración firmó con el Fondo Monetario Internacional”.

Finalmente, la diputada enfatizó que “todo el proceso de drenaje de divisas se sostuvo sobre la base de un profundo sobreendeudamiento externo" que hoy los coloca "en la necesidad de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública argentina, que no solo por el importante crecimiento de su volumen, sino por la condensación de sus vencimientos en un período de tiempo muy corto, que va de 2020 al año 2023, la tornan lisa y llanamente impagable”