Grupo La Provincia entrevistó en exclusivo al jefe de Asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García. En la charla, el funcionario brindó detalles sobre la circulación comunitaria de la variante Delta y contó cómo viene la campaña de vacunación.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Enio García

-¿Cómo se está desarrollando la campaña de vacunación en la Provincia?

La campaña se está desarrollando dentro de los parámetros que habíamos pensado. La variable que no controlamos fue lo que más dificultó en el comienzo que fue el tema de la adquisición de vacunas, por más que había muchas industrias produciendo distintas vacunas, todo estaba muy concentrado en algunos países y los países periféricos tenían mucha dificultad en acceder a las mismas. Acá no fue distinto, entonces en el comienzo el plan no ganó la velocidad que queríamos porque no teníamos la cantidad de vacunas que necesitábamos.

A medida que eso se fue destrabando, que se empezó a ampliar la producción a nivel global, a medida que los países centrales también fueran avanzando en la vacunación se fue liberando vacunas hacia otros lugares. Logramos aumentar de manera muy rápida la velocidad de aplicación de vacunas, de hecho, la actividad que hicimos el 9 de Julio llegamos a las 200 mil vacunas por día. Vacunamos prácticamente a todo el mundo que estaba inscripto en el Vacuna Buenos Aires. Ahora estamos buscando a quien no se pudo vacunar ya se porque no pudo inscribirse, tenía dudas o acceso.

Estamos con estrategias territoriales y por otro lado avanzando ya que tenemos una disponibilidad satisfactoria, avanzando con la segunda dosis, completando los esquemas y ya viendo el resultado en el impacto epidemiológico con 11 semanas seguidas en baja de casos y estimamos que vamos a llegar a las 12. Eso es gracias a la vacuna, más allá de que empezamos a completar los esquemas, ya tenemos un tercio de la provincia, los mayores de 18 años vacunados con dos dosis. Ya vemos el impacto, las vacunas que tenemos acá y en base a los estudios que hicimos vimos una eficacia muy grande con la primera dosis.

-Por primera vez se registraron 6 municipios sin casos, ¿esto es así?

Tal cual, porque cuando vos disminuís los casos y al nivel que estamos de 2 mil por día en la Provincia, lo que sucede es que baja el riesgo epidemiológico. Si yo tengo menos gente contagiando, la chance de que personas que no tuvieron contacto con el virus se contagien en cada vez menor. Por eso cuando uno habla de inmunidad de rebaño, que es algo que seguro no vamos a llegar ahora, porque si bien la vacuna evita la capacidad de generar contagio sabemos que hay gente vacunada que igual se contagia. Pero la idea de inmunidad de rebaño es eso, cuanta más gente vacunada, menos gente entra en contacto con el virus y eso va protegiendo por ejemplo la población que por algún motivo no se pueda vacunar, en nuestro ejemplo los menores de 18 años sin comorbilidades y sobre todo los menores de 12 que aún no tenemos vacunas aprobadas para esa población.

-Con respecto a la presencialidad en escuelas usted fue muy duro con las decisiones que se tomaron en CABA, ¿qué nos puede decir al respecto?

Va un poco de la mano de cómo terminé la respuesta anterior. Cuando uno disminuye el número de casos, disminuye riesgo epidemiológico. Más allá de la responsabilidad que uno tiene como gestión yo también tengo hijos y obvio que está la preocupación así como la economía y lo social. La tendencia nuestra es ir recuperando la presencialidad escolar pero sin exponer a los chicos y chicas a una situación de contagio y peligro como estamos viendo en varios lugares del mundo donde tomaron la decisión y ahora tienen que retroceder, como en Estados Unidos.

Queremos evitar una tercera ola de chicos, de menores. Para eso hay que evitar el riesgo epidemiológico que se está haciendo con la vacuna, así como plantear un regreso cuidado. En la provincia de Buenos Aires ya tenemos el regreso de la presencialidad desde hace algunos meses pero manteniendo el distanciamiento, se compraron los medidores de dióxido de carbono ya que sabemos que la principal vía de contagio es a través de los aerosoles. Mediante el contacto con superficies también se dan contagios, pero mucho menos. Otra medida que anunció el gobernador que es muy importante son los testeos en los chicos.

La crítica que hicimos en su momento al gobierno de la Ciudad tiene que ver con eso, no con retomar el vínculo con la escuela. La discusión es cómo hacerlo sin exponer a los chicos. En la Ciudad de Buenos Aires se priorizó un regreso a las apuradas con muchas críticas de la comunidad educativa y que parecería tener un tinte más electoral.

-Con respecto a la variante Delta en la Provincia, ¿estamos con circulación comunitaria?

Es posible decir que estamos con una circulación comunitaria en el sentido que ya encontramos un caso sin un nexo con viajeros. Es un caso que se contagió en la provincia. Ya lo hemos dicho y hay un consenso con eso, de que el AMBA es un único conglomerado urbano, si en la Ciudad de Buenos Aires ya hay cuatro o cinco casos sin nexo epidemiológico lo más probable es que esté extendido a todo el AMBA porque no hay fronteras. Es como si fuera una gran ciudad con 12 millones de habitantes con una circulación extendida.

Nosotros estamos haciendo una vigilancia intensificada buscando variantes Delta en zonas portuarias, en municipios claves que tengan una recepción de viajeros que viajen por turismo como por ejemplo zona norte. Lo que nos da un poco la pauta es que más allá de que el virus ya ingresó en el país, no está produciendo el efecto que produjo en algunos países de Europa o en Estados Unidos. ¿Quiere decir que esto va a ser así para siempre? No lo sabemos, pero el efecto que ha producido en otros lados no es el mismo por ahora