Mirá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Daniel Rosato.

Me gustaría saber en qué situación se encuentran actualmente las PyMEs industriales.

Después de esos cuatro años, del 2015 al 2019, las PyMEs sufrimos realmente una situación de crisis donde cerraron 5850 PyMEs industriales manufactureras, y eso, seguido por la pandemia, hizo que quedaran más de 10.000 PyMEs en situación muy complicada.

Pero, de alguna manera, el Gobierno salió con medidas muy concretas a través de los ATP, los subsidios, la prórroga de las moratorias, la moratoria que sacó para todas aquellas empresas que quedaron muy endeudadas durante todos esos años, a contener y más que nada preservar las fuentes de empleo.

Click to enlarge
A fallback.

Eso dio lugar a que a partir de octubre de 2020, sacando las restricciones, comience una reactivación importante en la mayoría de los sectores de la industria. Y esto fue realmente muy importante porque es el día de hoy que venimos con un crecimiento de más del 20 por ciento, del 26 por ciento.

Pese a la pandemia y con medidas concretas se ha logrado que muchas PyMEs que estaban a punto de cerrar hoy estén produciendo y puedan comenzar a normalizar su situación fiscal.

Comparado al 2019 estamos por encima del 4,8 por ciento, quiere decir que pese a la pandemia y con medidas concretas, cuidando de alguna manera todo el sector industrial manufacturero, se ha logrado que muchas PyMEs que estaban a punto de cerrar hoy estén produciendo y puedan en un tiempo comenzar a normalizar su situación fiscal.

Por ejemplo, hoy en el Congreso votaron una Ley de Moratoria que va a favorecer a todas esas PyMEs que estaban en situación de crisis.

Así que el sector industrial enfrenta un problema que tiene que ver con los costos, los insumos difundidos, las materias primas. El aumento de las materias primas que son en dólares, los formadores de precios, aquellos que producen materia prima en Argentina, realmente viven aumentando en forma sustancial los precios en dólares y eso repercute en las PyMEs, porque las PyMEs compramos en dólares y vendemos en pesos.

Entonces sin ninguna duda que esto trae aparejado el problema que hoy tenemos con la economía en la Argentina que es la inflación. La inflación se genera a partir del aumento de los alimentos, del aumento de la energía, del aumento de lo que hoy cualquier trabajador se puede ver afectado su bolsillo cuando va a una góndola, cuando va a un supermercado.

Y esto tiene que ver justamente con lo que nosotros decimos que hay que frenar en forma inmediata. Lo que el Gobierno hoy está trabajando a través del nuevo secretario de comercio que está realizando reuniones con los formadores de precios para que sostengan el precio, al menos que no lo aumenten en dólares.

Creemos que uno de los puntos sensibles, claves a solucionar, son los costos de los insumos de las materias primas. Después la proyección que nosotros tenemos como PyMEs, como política pública del Estado, vemos previsibilidad, vemos un futuro donde vemos por ejemplo todo el sector del petróleo y gas el año que viene hay inversiones millonarias donde se tiene previsto aumentar un 30 por ciento la producción de gas. Eso significa que no solamente se va a abastecer la Argentina de gas internamente sino también que se va a poder exportar.

Y eso es fundamental. Cuando nosotros hablamos de desarrollo industrial, de cómo vemos el futuro, es fundamental que pensemos también en que vamos a poder contar con energía para las inversiones y si no tenemos energía no va a haber crecimiento y creo que uno de los ejes fundamentales en todo este sector de energía es que va a haber inversiones y vamos a poder contar con gas, con electricidad, que hoy es un problema no solamente en la industria sino en toda la sociedad, en la comunidad.

Por lo que cuenta, el diálogo que los industriales mantienen con el Gobierno es positivo, fructífero.

Sí, sí. El diálogo es fructífero. Acá lo que hay que ajustar, el mensaje nuestro de qué es lo que nos pasa, el Gobierno lo tiene, es decir, donde están los inconvenientes.

Justamente, ¿qué está haciendo el secretario de Comercio? Y, dialogando con los formadores de precios, diciendo no aumenten las materias primas, no aumenten esto, no aumenten aquello, conservemos los precios, veamos dónde está el problema, por qué aumentan.

Te doy un ejemplo, el acero que se produce en la Argentina aumentó de mayo a agosto, por ejemplo, un 23,6 por ciento en dólares, en dólares, no en pesos. Esas son las cosas que tenemos que definir por qué aumentan en dólares. Y creo que por ahí pasa parte de la solución al problema de la inflación, al problema de sostener precios.

El financiamiento es fundamental y esencial para darle previsibilidad al futuro industrial.

Y después, como política, nosotros, el sector PyME, qué pedimos: financiamiento. El financiamiento es fundamental y esencial para darle previsibilidad al futuro industrial. Si nosotros logramos que en la Argentina haya demanda, tenemos un problema, que la industria tiene que estar preparada para atender esa demanda.

Si la industria no invierte en maquinarias, en nuevas tecnologías, no puede abastecer esta demanda y tiene que invertir para abastecer la demanda interna y también pensando en exportar, que es lo que necesita la Argentina.

La Argentina necesita que entren divisas, dólares al país. Para esto hay que invertir.

¿Cómo analiza la llegada de Feletti a la Secretaría de Comercio? ¿Le parece positivo este cambio que hubo en el área?

Sí, me parece muy positivo. También se sumó Débora Giorgi, que fue ministra de la Producción en la Argentina, tiene mucho conocimiento, mucha experiencia.

Creo que tiene un equipo realmente muy bien armado como para hacerle frente a esta situación que no es nada fácil, es un tema muy sensible pero nosotros coincidimos plenamente que es posible congelar los precios y congelar precios no es una amenaza.

No es como muchos dicen que es una locura, que no se puede. Sí, se puede congelar precios, partiendo del diálogo, de toda la cadena de valor. Lo que nosotros tenemos que tener en cuenta es que esto de congelar precios no es para siempre. Es dar un paso para atrás para avanzar hacia adelante, y eso es importante.

Tenemos que estabilizarnos para comenzar realmente en un camino de equilibrio económico en el país y que la Argentina, cuando arregle su situación con el Fondo Monetario, sin ninguna duda, va a resolver otro gran problema y eso va a ser el despegue total para sanear algunas dificultades.

¿Qué mensaje le deja a los industriales, a los trabajadores de su sector, en este contexto?

Yo creo que acá está muy claro que todas las PyMEs están trabajando y que hay que tener confianza y mucha fe de que vamos a salir adelante porque hay una política que nos va a llevar por ese camino. Es la política del desarrollo, del crecimiento, de apostar a las PyMEs, a la producción y al trabajo.

Creo que acá, partiendo de ese espíritu y de esa voluntad que existe del Gobierno, no hay otra manera de responder a eso que con trabajo, mayor producción, mayor inversión y confianza, que es lo que necesitamos todos: confianza para salir adelante.

-