Escuchá la entrevista completa de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Ricardo Cerna.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Ricardo Cerna

En el día de la fecha se va a estar realizando en la ciudad de La Plata una cumbre del radicalismo. Un sector del radicalismo ha manifestado a través de una carta pública su descontento porque, según señalan, han excluido de esta cumbre al 50% de los afiliados. Usted también firmó este documento. ¿A qué cree que se debe esta decisión de la organización?

Yo no la llamaría una cumbre del radicalismo porque para que sea una cumbre del radicalismo tiene que ser convocada formalmente por los organismos del partido y si bien va a estar presente el Comité de la provincia de Buenos Aires no puede estar a nivel institucional porque no hubo ninguna resolución que lo haya autorizado a hacer esto a nivel institucional sino que está actuando a título personal.

"Si se quiere pensar en que el radicalismo sea competitivo en el 2023 tiene que incluir en la convocatoria a todos los sectores que componen la UCR"

Está tratando de usar ese cargo como para dar la impresión que esto es algo formal. En base a eso se quiere dar la sensación de que controla las candidaturas a presidente que puedan surgir de la provincia de Buenos Aires para la próxima elección del año que viene.

Esto no es así, es una convocatoria sectorial y si se quiere pensar en que el radicalismo tiene que ser competitivo en el año 2023 tiene que incluir en la convocatoria a todos los sectores que componen la Unión Cívica Radical. De lo contrario va a ir a otro fracaso.

Ricardo Cerna, presidente de la Unión Cívica Radical de Quilmes

De esta manera, según lo que plantea, el radicalismo no está pensando en el 2023.

El comunicado dice algo así, porque si uno está pensando en querer ganar las elecciones en el 2023 tiene que hacer lo que se hizo en el año 1983, convocar a todos y tratar de hacer una política que no sea excluyente, que no sea sectaria.

Lo que pasa es que aquellos dirigentes que han surgido políticamente en los últimos 20 años no tienen vocación de mayorías. Siempre se han formado con las mezquindades de sobrevivir como oposición y ellos tienen en la cabeza las mezquindades de tener un privilegio más en el Poder Legislativo, un puestito menos, un puestito más, y no piensan en lo que es gobernar un país que deja de lado todas esas cosas que pasan a ser minúsculas.

"Se requiere que los radicales hablen entre sí. Cómo podemos pedirle a la sociedad diálogo si nos negamos a hablar entre nosotros"

Acá lo importante es que la Argentina está frente a una situación muy grave, hay crisis de gobernabilidad, que requiere que el radicalismo sea la columna vertebral de la oposición para garantizar que lo que salga de acá en adelante les dé una salida a los argentinos.

Esto requiere, en primer lugar, que los radicales hablen entre sí. Cómo podemos pedirle a la sociedad diálogo si nos negamos a hablar entre nosotros. Qué grado de autoridad podemos tener. Entonces hay que empezar por dar el primer paso de esta manera. Esta es la forma en que nosotros lo vemos y por eso lo hemos planteado de buena fe.

¿Se dificulta el diálogo, la comunicación o hasta la unidad en esta gestión de Maximiliano Abad?

Nosotros esperamos que corrija el rumbo. Siempre tenemos la apuesta hecha a la unidad del partido. Si hay que tomar otro rumbo se verá, falta mucho todavía, pero nosotros siempre trabajamos apostando a eso y hemos dado gestos de sobra por todos lados.

De hecho, Maxi Abad vino a mi distrito hará menos de un mes, vino a apoyar a un sector político, y yo como presidente del radicalismo perteneciente a otro sector fui a saludarlo, me saqué la foto con él, le di la mano, estuvimos con todo el mundo, y participamos.

¿Por qué? Porque el objetivo es tratar de encolumnar al partido atrás de un proyecto de país e institucionalmente tratamos de que las cosas sean lo más fluidas posibles. Ya hay una apuesta. Hay gestos que damos permanentemente que apuntan a lo mismo y lo que esperamos es reciprocidad.

Si actúan en forma sectaria es cometer los errores que se cometieron en el 2015 que llevó al gobierno de (Mauricio) Macri al fracaso. Lo que no tenemos que hacer es eso